Masescena - Juanma Díez: “De algún modo esta historia de la guerra civil española me ha elegido a mí”

AÑO VII  Número 341

29 FEBRERO 2024
ESTARÁ EN EL TEATRO DEL BARRIO HASTA EL 26 DE FEBRERO DE 2023

Juanma Díez: “De algún modo esta historia de la guerra civil española me ha elegido a mí”

Juanma Díez, actor y dramaturgo, nos cuenta en esta entrevista algunos secretos del texto que está representando en la actualidad en el Teatro del Barrio de Madrid hasta el 26 de febrero. Un texto que, como él mismo dice, le ha elegido a él. Todo comenzó con unos escritos, y su prima María, y ahora triunfa en la cartelera madrileña. Pasó de una residencia artística a convertir esta experiencia en una realidad. Pero no está solo como él hubiera querido en un primer momento. Ahora está rodeado de otros personajes que no le dejan contar la historia como a él le hubiera gustado.

Además de hablar sobre el Señor B. Algunos desastres de una guerra, le tomaremos la temperatura al teatro más contemporáneo que se hace en la capital. Y como no podría ser de otra manera, veremos qué proyectos hay encima de la mesa.

 

¿Qué nos cuenta Señor B. Algunos desastres de una guerra?

Señor B podría tener distintas lecturas o distintos puntos de vista. Yo el que te voy a contar es sobre un personaje que quiere contar una historia sobre la guerra civil, una historia muy concreta que tiene que ver con el fusilamiento de un familiar suyo, no directo, pero sí un familiar, y lo que le ocurre es que a la hora de contar este monólogo dramático y comprometido que tenía en su cabeza, le van a aparecer personajes que no le dejan contar la historia como él quiere, como que él pensaba que la historia o contar esta historia iba a ser de una manera, pero a medida que va teniendo progresión la obra y que se va produciendo el acto teatral, no va por donde él quiere. Irrumpen personajes para no dejarle contar la historia como él quiere y esto tiene que ver con poner en escena el proceso creativo, el proceso creativo de la propia pieza.

 

¿Cuántos son los intérpretes que aparecen en escena?

Somos en total cuatro actores, o sea tres actores y una actriz, ese sería el número de actores y actriz.

 

¿Y qué relación les une a unos con otros? O sea, ¿cuál es la relación que les une al resto de personajes, y contigo en este caso?

Hay algo yo creo que común, que es que de algún modo todos quieren formar parte de esta historia y contarla a su manera o no dejarla contar como en este caso el personaje protagonista que es Juanma, que sería yo, la quiere contar.

Aparece mi prima María, la prima de este personaje, que quiere que la historia se cuente de otra manera, aparece otro personaje que podría ser, bueno, es el abuelo de este protagonista que le invita al silencio, que le pide silencio, que no siga por aquí, que no cuente esta historia.

Y luego también está este señor B, el protagonista, que por no hacer mucho spoiler, le permite que este hecho teatral le permite contar también su historia en el teatro de algún modo.

No sé si es un poco confuso, pero bueno, tiene que ver también con la obra, sí.

 

Es bastante confuso, pero ¿por qué no le dejan contar la historia como él quiere? Quizás la historia como él la ve no es una historia real y por eso aparecen…

Sí, yo creo que lo que puedo ayudar a lo mejor es pensar en esto, en que jugamos con la autoficción y con la metateatralidad y lo que ocurre es que a mí me pasa esto.

En realidad, mi prima me cuenta que a su abuelo lo mataron durante la guerra, a principios de la guerra, el 15 de agosto de 1936. Yo, al descubrir esto, me sorprende por un lado que lo sabía de oídas o que ni lo sabía apenas, prácticamente no tenía ni idea de esto, y me doy cuenta de la ignorancia tan grande que tengo de aquellos días en mi pueblo y en la historia de mi país. Entonces mi prima me dice que su padre ha escrito sobre ello, tiene unos escritos, una investigación sobre la muerte de su padre, de su propio padre, el abuelo de mi prima, y estos escritos los comparte generosamente conmigo.

Al leer este material me dan muchas ganas de teatralizarlo, entonces pretendo hacer un monólogo dramático con estos escritos, así, sencillo, voy a contar esto, me pongo yo en el teatro con una silla y lo cuento. Pero a la hora de ponerme a escribirlo me doy cuenta de que falta algo más, y esto que falta se abre en otros personajes. De repente me empiezan a aparecer otros personajes, me empieza a aparecer en la imaginación mi abuelo, me empieza a aparecer en la imaginación mi propia prima María, me aparece en la imaginación el protagonista, digamos directo, que es la víctima del Señor B, y me atrevo y me lanzo a escribirlos, a escribir lo que me pasa, lo que me dirían, lo que ocurre con ellos, y por eso no me dejan contar la historia como yo quiero, y me doy cuenta, también, de que este tipo de historias no se cuentan de una manera sencilla, no son del todo objetivas, que hay muchísimos matices, que es muy complejo hablar de la guerra civil, y esa es casi la metáfora que se pone en el escenario de lo complejo que es hablar de la guerra civil.

 

SenorB by Liberty Anne09 

 

Ahora sí hemos dado en el clavo, Juanma. ¿Por qué la guerra civil ha llamado su atención, y por qué la primera vez que se mete en una dramaturgia es con una temática tan compleja?

Bueno, por lo que te digo. Yo no lo elegí, casi que me eligió de alguna manera por lo que me produce a mí cuando mi prima me cuenta esta historia, y las ganas que me dan de teatralizarlo, de llevarlo a escena, así que de algún modo esta historia casi que me elige. Y luego, por otro lado, yo tengo mucha inquietud por la dramaturgia, porque vengo de la improvisación teatral. Llevo 20 años con mi compañía, Jamming, y cuando improvisamos no escribes en papel, pero escribes en el escenario, estás totalmente creando situaciones en el momento. Esto me lleva a indagar en la dramaturgia, y cómo hace 10 años aproximadamente me meto en La corsetería, en el barrio de Tirso de Molina, que es el espacio donde José Sanchís Sinisterra imparte sus clases de dramaturgia. Entonces yo quedo flasheado con él y con sus propuestas y con su enseñanza, con su maestría, y esto me lleva a ir acumulando herramientas, vías para escribir, y esto es lo que empleo para poder crear este dispositivo teatral.

Empiezo a mezclar todo esto que he trabajado con él, y me doy cuenta de que funciona de algún modo y que la historia se puede seguir a pesar de la complejidad que tiene el artefacto teatral que se ha acabado engranando ahí.

 

Juanma, si tuviera que elegir un momento de la obra, ¿qué momento elegiría? ¿Con qué momento, con qué pequeña transición se quedaría?

Hay un momento muy fuerte, que es un punto de inflexión muy grande. Voy a intentar decirlo sin revelarlo, pero bueno, voy a ver cómo lo... Una confesión de un personaje sobre si mató o no en la guerra. La confesión a esa pregunta, ¿no? Que es una pregunta que de algún modo me doy cuenta de que todos o muchos de mi generación podrían hacerle a su abuelo, porque la gran mayoría de nuestros abuelos estuvo ahí, viviendo ese momento.

Yo creo que muchos se identifican con esta pregunta de ¿tú mataste a alguien? Yo recuerdo hacérsela a mi abuelo, porque claro, cuando te enteras de que tu abuelo ha estado en la guerra, pues lo primero que te viene es abuelo ¿tú mataste?, ¿qué pasó? ¿cómo fue aquello?

 

Juanma, es un momento complejo el de la guerra civil española, es un momento de nuestra historia, un periodo de nuestra historia, muy reciente, relativamente reciente. Quizás todavía las heridas no están del todo cicatrizadas, pero sí que me gustaría saber, desde el punto de vista de Juanma Díez, ¿qué visión personal tiene usted, y en global, de lo que fue la guerra civil española?

Lo que fue la guerra civil española, podría decir que fue una tragedia tremenda, un desastre. Como ocurre en la obra, este personaje se hace esa pregunta, yo me hago esa pregunta y lo que digo es qué puedo decir yo de la guerra, me surgen muchas dudas siempre, una guerra entre hermanos, abuelos víctimas, abuelos verdugos, como bien dices tú, heridas abiertas todavía… Yo creo que fue una tragedia tremenda, una guerra entre familiares, entre hermanos, de la que no hemos sabido poner una solución, a la que no hemos podido sanar a día de hoy, y lo que creo es como Juanma Díez, como una voz de mi generación, creo que con el paso del tiempo, con la perspectiva del paso del tiempo, podemos, quizás, mirar aquellos días de una manera menos condicionada y sí que podemos apelar a una solución, a una solución, a un perdón, a un reconocimiento de las víctimas. Esto que a veces parece que hacen que sea manido o que se diga demasiado o que siente mal, poder aislarlo de las banderas y del lado político y ponerle el lado humano y decir a ver, aquí se ha cometido esto, tenemos un trauma en nuestro país al que hay que darle foco y al que hay que darle mirada y creo que hagámoslo ahora, hoy, hagámoslo ya. Yo entiendo que antes a lo mejor era más complicado, que hubo todo el pacto de silencio, que hubo todo el pacto del olvido, que sería muy difícil salir de aquellos días de otra manera, ahí ya no voy a entrar, pero sí que puedo entrar en cómo lo puedo ver desde hoy.

 

SenorB by Liberty Anne05 

 

Juanma, me comentaba que al principio pensaba que iba a ser un solo personaje, cuando comenzó a hacer la dramaturgia. “Una silla en el centro y cuento mi historia”. Pero luego aquello cambió y se convirtió en otra cosa, ¿cuál es la propuesta escénica? ¿qué propone?

La propuesta, o sea, en principio es una propuesta escénica muy sencilla, con una silla, una intención de hacer un monólogo, y lo que ocurre es que empiezan a irrumpir personajes, entonces esto, inevitablemente, lleva a una propuesta escénica que está muy teñida de la metateatralidad, de personajes que aparecen ahí y que aparentemente se saltan las reglas autorales y hacen un poco lo que les da la gana en escena, en la situación. No deja de ser una apuesta teatral, una apuesta en escena sencilla, estamos en un teatro que también apela a esa sencillez, que es el Teatro del Barrio, y esta sería la propuesta escénica.

 

¿Cómo ha sido el engranaje de actores? ¿Han encajado? ¿Se han amoldado los cuatro perfectamente? ¿Cómo ha sido el trabajo con ellos?

Sí, nos hemos amoldado perfectamente. Por un lado, porque yo conozco a todos los actores, a Mabel, con Mabel estuve trabajando en Famélica de Juanma Mayorga, con Lolo Diego, llevo toda la vida trabajando porque además somos primos y somos los dos socios fundadores de Jamming, y con Borja Cortés también, hace más de 20 años le veo improvisar y tengo la suerte de trabajar, he trabajado con él en algún otro montaje. En “Usted tiene ojos de mujer fatal”, de Jardiel Poncella, y también en Jamming y en el mundo de la improvisación teatral. En ese sentido nos conocíamos todos mucho. Luego el director es Jorge Sánchez que también nos dirigió en Famélica de Juan Mayorga. Es muy cómodo trabajar con él y además sabe amoldarse mucho a la situación ya que va a dirigir una obra que yo he escrito, que yo imagino y que encima yo protagonizo. Y además de todo eso tuvimos la suerte de juntarnos una semana en el pueblo, en Piedrahíta, donde ocurrió todo esto, de donde son mis abuelos, y pudimos hacer una residencia artística allí durante una semana. Eso fue muy interesante. Y luego, además, los tres actores, los dos actores y actriz, son tremendamente creativos, y son actores que proponen, que elevan las palabras y que como digo, insisto en esa parte de actores creativos que también proponen y que hemos podido también ir adecuando y cambiando algunas cosas del texto.

 

Juanma, el salto ha sido cualitativo y cuantitativo, de Jamming a un texto como este…

Sí, ha sido un salto, pero bueno, yo la verdad que también en Jamming, no sé cómo decirlo, o sea, claro, soy parte de esta compañía y creador de esta compañía, pero le tengo mucho respeto a Jamming y creo que en Jamming también le ponemos mucha responsabilidad y mucha profesionalidad, aunque no deja de ser, por supuesto, una propuesta de comedia y quizá más comercial. Pero sí, el hecho de estar en Jamming 20 años también me ha permitido dar este salto, que no lo siento tanto como un salto, sino como una progresión de una intención profesional que tengo.

 

Juanma, y después de señor B, ¿proyectos encima de la mesa?

Siempre, no sé si están encima de la mesa, están debajo o por dónde están, pero… Tengo proyectos de seguir escribiendo, por supuesto, que están ahí, que todavía con todo el lío que tenemos con Señor B y demás no trabajo en ellos, pero todavía no sé ni cómo, ni cuándo, ni por qué, pero la escritura, digamos que de algún modo sigue formando parte de mis inquietudes profesionales y luego, por supuesto, seguir con Jamming, que llevamos 20 años y los que nos quedan.

 

SenorB by Liberty Anne06

 

Juanma, si tuviéramos que tomarle la temperatura al teatro que nos rodea, sobre todo en la capital, ¿tú qué crees que está pasando en el mundo del teatro actualmente? ¿Cuáles son las propuestas que nos rodean? ¿Hacia dónde vamos?

¿Hacia dónde vamos con el teatro?, es compleja la pregunta. ¿Hacia dónde va? Creo que hay tantos tipos de propuestas, de opciones… Ahora, por ejemplo, creo que

vivimos en un momento de un exceso de oferta en la cartelera, hay una barbaridad de opciones de teatro. Veo que hay mucha oferta, mucha multiprogramación, creo que venimos de una pandemia donde no hubo teatro y nos dimos cuenta de las ganas que la gente tiene de teatro, y se ve ahora en las múltiples ofertas que hay de teatro, y luego creo que el tipo de teatro es muy diferente, es muy distinto, o sea, hay de todo, y bueno, quiero creer y confiar en el teatro de creación que pueda seguir teniendo su espacio y su cabida, propuestas como el Señor B, como muchas propuestas que hay en el Teatro del Barrio, en salas alternativas, que sigan teniendo su espacio. Yo soy optimista, la verdad. Siempre he estado currando en teatro desde hace muchos años, y creo que de algún modo hay posibilidad de hacer teatro, de crear y de contar historias si realmente uno quiere. Tiene una industria donde puede hacerlo, podría mejorar, por supuesto, pero bueno, yo soy optimista con eso.

 

¿Es proporcional todas las ofertas que hay con toda la gente que se dedica al mundo del teatro?

Qué duda cabe que estamos ante una de las profesiones con más paro y con más gente no haciendo lo que quiere hacer. Pero también vivimos un momento donde uno puede conseguir hacer lo que quiere, o sea, con autoproducción, con buscártelas como sea, ahora mismo puedes hacer una película con un móvil, ¿no?

No lo sé, yo creo que en esto tengo un discurso como, insisto en esto, en optimista y en que es verdad que hay mucho paro y que es muy difícil, pero creo que con tesón, con ganas y con ilusión, con pasión y sabiendo qué es lo que uno quiere hacer, se puede. Y es verdad que es un camino muy largo y que mucha gente se queda en el camino, pero es lo que nos toca, es así esta profesión.

 

Juanma, para finalizar y para dejarlo aquí, ¿qué le gustaría hacer? ¿Con quién le gustaría trabajar, tanto director, directora como compañeros?

Hay muchos, pero lo voy a centrar. He encontrado mucha satisfacción, mucho placer y mucha alegría, me da mucha felicidad poder contar lo que yo quiero y poder contar con mi equipo para crear historias, y el Señor B ha sido un ejemplo de esto, de tener unas imágenes en la cabeza, una puesta en escena y poder llevarla a cabo. Entonces, lo que me gustaría, es seguir creando mis propias historias con mi equipo, eso me encantaría.

 

Noticias relacionadas