Masescena - María Velasco gana el XXXI Premio SGAE de Teatro 'Jardiel Poncela' 2022 con 'Primera sangre'

AÑO VI  Número 286

09 FEBRERO 2023
LA OBRA HA SIDO SELECCIONADA ENTRE 183 ORIGINALES PRESENTADOS

María Velasco gana el XXXI Premio SGAE de Teatro 'Jardiel Poncela' 2022 con 'Primera sangre'

Coincidiendo con el final del 26º ciclo de lecturas de la Fundación SGAE en la Sala Berlanga de Madrid, Ana Graciani, directora institucional de Artes Escénicas de Fundación SGAE, entrega el galardón a María Velasco

La dramaturga burgalesa María Velasco se ha alzado con el XXXI Premio SGAE de Teatro Jardiel Poncela 2022, certamen convocado por la Fundación SGAE con el objetivo de impulsar y visibilizar la creación y dramaturgia contemporánea de excelencia. Primera sangre  es el título de la obra con la que la autora ha obtenido este reconocimiento que incluye una aportanción en metálico de 8.000 euros y la publicación del texto dentro de la colección TeatroAutor  de la Fundación SGAE. Además, la pieza formará parte de la programación del Ciclo SGAE de Lecturas Dramatizadas el próximo año 2023.

El objetivo del galardón es impulsar la dramaturgia contemporánea

Ana Graciani, directora institucional de Artes Escénicas de Fundación SGAE, le ha hecho entrega del galardón coincidiendo con el final del 26º ciclo de lecturas de la Fundación SGAE en la Sala Berlanga de Madrid. El pasado martes, la muestra registró el lleno absoluto con el estreno en formato de lectura de la obra Muero porque no muero (La vida doble de Teresa) de Paco Bezerra, censurada por los Teatros del Canal, que ganó el Premio SGAE Jardiel Poncela en su anterior edición.

“El Jardiel Poncela llega en un momento muy especial, como un salvavidas, ahora que, como productora de mi obra, tengo que echar números todo el rato”, confiesa Velasco al recibir la noticia. La dramaturga vive un momento dulce tras haber ganado este mismo año el Max a Mejor autoría teatral por su anterior obra, Talaré a los hombres de sobre la faz de la tierra: “Más que a ser top, aspiro a ese cuarto propio (de espacio y de tiempo) para escribir de lo que verdaderamente me importa. Es imposible profundizar si sobrevivir te obliga a una agenda más propia de una concejala de cultura y festejos”.

Independiente y emprendedora, Velasco ya cuenta con una trayectoria consolidada de casi dos décadas alejada de los circuitos más comerciales y de los grandes teatros nacionales, donde siente que solo tuvo una oportunidad real en 2019 con La espuma de los días. Su dramaturgia incomoda y subvierte ideas como la feminidad, el género, la violencia o el deseo. “Ni mis textos ni mis montajes ofrecen excelencia, solo un universo personal que se nutre, sobre todo, de la infancia y de una encrucijada de referencias. Siempre que me preguntan por la autoficción (aunque prefiero hablar abiertamente de autobiografía) respondo que, finalmente, es algo baladí, porque cada uno de nosotros y de nosotras escribe sobre ‘su aldea’: los limites de la subjetividad y de la experiencia son los límites de los mundos posibles que creamos en nuestras ficciones”.

Un jurado, presidido por la dramaturga Gracia Morales y compuesto por  los autores Paco Bezerra (anterior ganador de este premio), Ángeles Villaescusa, Víctor Sánchez, Gonzalo Ubani, Paloma Pedrero, Daniela Feixas, Fran Lausen, Laura Iglesia, José Luís Prieto, Antonio Morcillo y Eva Hibernia, ha elegido esta obra de entre un total de 183 textos presentados. Y ha destacado sobre todo la capacidad de riesgo y la poeticidad de su propuesta.

Se trata de una obra muy personal, donde se conjuga lo realista con lo onírico, a partir de una estructura ambiciosa y valiente. Las temáticas –la violencia y el abuso de poder sobre el cuerpo de las niñas, la infancia femenina, el miedo…– resultan muy poderosas y están abordadas con un lirismo y una contundencia que logran conmover al lector. “Leí a Félix Guattari que estamos inventando otra relación, con el cuerpo por ejemplo, ajena a la voluntad de poder, a la posesión… Algo así como una “nueva suavidad”, lejos ya de esos valores viriles de fuerza física o militar que aún tienen protagonismo en las ideologías fascistas. Creo que mis obras recogen esa transición, por ahora tímida, hacía una nueva suavidad”, reflexiona Velasco.

Con elementos prestados del thriller policíaco y del género negro pero situándose de nuevo en una onírica liminalidad, Primera sangre indaga –al hilo del recuerdo del secuestro de una niña de seis años– en nuestra relación con el miedo y en cómo este se construye en sociedad a través de, por ejemplo, los medios de comunicación.

 

Acerca de María Velasco 

María Velasco (1984, Burgos) estudia con las Franciscanas Misioneras de María hasta los 16, edad en en la que comienza el bachillerato de Artes y a tomar clases de teatro. A los 18, se instala en Madrid, donde estudia Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense y Dramaturgia en la Real Escuela Superior de Arte Dramático y desarrolla trabajos basura de todo tipo.  En el presente, es escritora y directora de escena. Por su actividad, ha recibido distinciones como el Accésit Marques de Bradomín (2010); el Premio Max Aub – Ciutat de València (2017); el Premio Internacional Heidelberger Stückemarkt y el Premio Max a la Mejor Autoría Teatral (ambos en 2022). El compilatorio Parte de Lesiones, publicado recientemente por la editorial La uña rota, recoge algunos de sus títulos más significativos, traducidos, a su vez, a diferentes idiomas.  Su actividad ha estado muy vinculada a la escena alternativa y teatros como Sala Cuarta Pared, si bien sus obras se han presentado en festivales internacionales y teatros públicos y privados del territorio nacional. Produce y dirige varios de sus espectáculos desde 2013. En los últimos años, ha realizado La espuma de los días (Teatro Español, 2019/Teatre Lliure, 2020), a partir de la novela de Boris Vian, y Talaré a los hombres de sobre la faz de la tierra (38 Festival de Otoño, 2020/Sala Beckett, 2022), a la que la prensa se ha referido como una “obra vehemente, poética y de gran belleza visual”. Velasco ha hecho además dramaturgias silenciosas para compañías de danza, como la hispano italiana Kor’sia, y colaboraciones con compañías interdisciplinares, como la catalana Les Impuxibles. Con esta última firma Suite TOC núm. 6 (Sala Beckett, 2019/Veranos de la Villa 2021), Premio Butaca Nuevas Aportaciones Escénicas 2019; FAM (Festival Grec, 2021), Premio Alicia de la Academia Catalana de la Música a la Interdisciplina, 2022; y Harakiri (Teatre Nacional de Catalunya, 2022). Es Doctora en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense y Máster en Práctica Escénica y Cultura Visual por el Museo Nacional Reina Sofía y la Universidad de Alcalá. Fue miembro del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Visuales y ensayista/crítica de cine. Hoy combina su actividad artística con la docente y escribe su primera novela.

 

Acerca de 'Primera sangre'

La víspera de su sexto cumpleaños, Laura desapareció en extrañas circunstancias. Su cadáver fue hallado, poco después, a orillas del río. Primera sangre es la historia de dos vecinas de su edad –una de ellas, la hija del comisario responsable del caso–, atemorizadas bajo la sombra alargada del asesinato de Laura y una educación en el miedo. Incapaz de encontrar al asesino, fracasado y alcohólico, el comisario se da cuenta de que no hay un único culpable: más bien una cultura de la violación. ¿El miedo evita el peligro o evita la vida?

 

El Premio SGAE de Teatro 'Jardiel Poncela'

La Fundación SGAE convoca este premio desde hace tres décadas con el objetivo de fomentar la creación de nuevos textos dramáticos, que, tanto por la buena calidad y originalidad de sus diálogos, como por su visión escénica, contribuyen al desarrollo del teatro. Desde la edición de 2014, el premio se llama Premio SGAE de Teatro 'Jardiel Poncela' por reivindicar la figura del dramaturgo, con un estilo que ha tenido una gran influencia en la cultura iberoamericana contemporánea. Desde el año 2000, el premio ha reconocido a autores como: Paco Bezerra (2021), Josep Julien (2020), Daniela Feixas (2019), Pablo Remón y Roberto Martín Maiztegui (2017), Pedro Martín Cedillo (2016), Raúl Dans (2015), Fernando Epelde (2014), Antonio Morcillo (2013), Fernando Epelde (2012), Carlos Contreras (2011), Irma Correa (2010), José Manuel Mora (2009), Gracia Morales (2008), Antonio Morcillo (2007), Álex Mañas (2006), Juan Carlos Rubio (2005), Angélica Liddell (2004), Julio Escalada (2003), Alberto Miralles (2002), Antonio Morcillo (2001), y Antonio Jesús González (2000).

 

Noticias relacionadas