Masescena - El Ballet Nacional de España mostrará una visión global de la danza española en la primera Exposición Universal en un país árabe

AÑO V  Número 247

16 MAYO 2022
REPRESENTARÁ ‘INVOCACIÓN’ EN EXPO DUBÁI 2020 EL 2 DE FEBRERO, DÍA DE ESPAÑA EN LA EXPOSICIÓN UNIVERSAL

El Ballet Nacional de España mostrará una visión global de la danza española en la primera Exposición Universal en un país árabe

La riqueza de los distintos estilos de la danza española viajará hasta los Emiratos Árabes Unidos de la mano del Ballet Nacional de España, que actuará el 2 de febrero, Día de España, en dos escenarios del recinto de la Exposición Universal Dubái 2020. El director del BNE Rubén Olmo interpretará en la plaza Al Wals el solo Jauleña. Más tarde, toda la compañía ofrecerá en el escenario Jubilee una visión global de la danza española a través del programa Invocación. El Ballet Nacional de España se une así a la amplia programación cultural organizada por el Pabellón de España y Acción Cultural Española (AC/E) para difundir la cultura y la imagen de España en el exterior en el marco de este evento internacional que se clausura el 31 de marzo de 2022.

Este programa, diseñado por Rubén Olmo, incluye coreografías de escuela bolera, danza estilizada y un homenaje al creador flamenco Mario Maya

“Invocación es un programa muy completo en el que se puede disfrutar de un flamenco lleno de vida y de fuerza en el escenario, un ballet de la más pura danza estilizada y una de las escasas coreografías recientes de escuela bolera”, afirma Rubén Olmo. Forma parte de este programa también el solo Jauleña, una pieza que explora hasta dónde puede llegar la fusión de la danza contemporánea, la danza estilizada y el flamenco, firmada por el director del BNE, con música de Manuel Busto. Rubén Olmo la interpretará dentro de los actos oficiales programados con motivo del Día de España en Expo Dubái 2020.

Este programa ofrece la oportunidad de divulgar entre el público internacional el trabajo de uno de los grandes creadores de la danza española, Mario Maya, el bailarín, coreógrafo y director que cambió la estética y el concepto del flamenco. Hasta su fallecimiento en 2008, Mario Maya fue el hilo conductor del flamenco tradicional hacia el contemporáneo, y su creatividad y forma de trabajar inspiraron a una generación de flamencos que están hoy en lo más alto de este arte.

Como homenaje al artista granadino, Rubén Olmo ha elegido la suite De lo flamenco para formar parte del programa Invocación porque reúne un amplio abanico de registros de flamenco, desde el clasicismo al barroquismo y la vanguardia. “El repertorio de Mario Maya encaja muy bien con el Ballet Nacional de España porque coreografiaba para un gran número de bailarines”, añade Rubén Olmo. La versión que representa el BNE incluye dos nuevas coreografías a la obra original, estrenada por la Compañía Andaluza de Danza (actual Ballet Flamenco de Andalucía) en 1994: Romance del emplazado, de Rafaela Carrasco, y Taranto, de Isabel Bayón. En el resto de coreografías se ha intentado ser fiel a la creación de Mario Maya, desde el vestuario hasta la música compuesta por Diego Carrasco, Jesús Torres, Moraíto Chico y Los del Río.

 

de lo flamenco 2 foto maria alperi

 

El flamenco es el más popular de los estilos incluidos en la danza española, pero no es el único. La escuela bolera, disciplina que reúne técnicas de danza clásica con bailes populares del siglo XVIII y el dominio de las castañuelas o palillos, también tiene cabida en este programa. Invocación bolera, de Rubén Olmo, es una de las escasas coreografías de este estilo creadas recientemente. El director de BNE se inspiró en los grandes maestros de la escuela bolera y en lo que le enseñaron sus maestros, para lograr una coreografía de escuela bolera muy personal, con un estilo contemporáneo. La música es una composición contemporánea original encargada por el Ballet Nacional de España al joven compositor y director de orquesta sevillano Manuel Busto. El vestuario fue diseñado por Pedro Moreno para la obra Fandango del Padre Soler, estrenada por el Ballet Nacional de España en 1988, y ha sido adaptado por el propio diseñador para esta obra.

Completa el programa Invocación la obra Eterna Iberia, uno de los ballets más puros de estilización de la danza española creados por Antonio Najarro para el Ballet Nacional de España en 2019. La capa y el sombrero cordobés, ensalzados por el vestuario diseñado por Yaiza Pinillos, cobran protagonismo en un ballet que recupera la partitura musical compuesta por Manuel Moreno-Buendía para Eterna Castilla, de Antonio Ruiz Soler, y editada posteriormente en forma de suite con el título Celtiberia.

El Ballet Nacional de España estrenó Invocación el 7 de marzo de 2020 en el Festival de Jerez y ha representado este programa en Madrid, San Petersburgo, Santander, Pamplona, Zaragoza, Albacete, Terrassa (Barcelona) y Pozuelo de Alarcón (Madrid). Después de Dubái, podrá verse próximamente en Logroño, Torrejón de Ardoz (Madrid) y Valencia, entre otras ciudades.

 

Acerca del Ballet Nacional de España

El Ballet Nacional de España (BNE) es la compañía pública referente de la danza española desde que se fundó en 1978 bajo el nombre de Ballet Nacional Español, con Antonio Gades como primer director. Forma parte de las unidades de producción del Instituto Nacional de la Artes Escénicas y de la Música (INAEM), perteneciente al Ministerio de Cultura y Deporte. La finalidad del BNE se centra en preservar, difundir y transmitir el rico patrimonio coreográfico español, recogiendo su pluralidad estilística y sus tradiciones, representadas por sus distintas formas: académica, estilizada, folclore, bolera y flamenco. Asimismo, trabaja para facilitar el acercamiento a nuevos públicos e impulsar su proyección nacional e internacional en un marco de plena autonomía artística y de creación.

 

Rubén Olmo, director del Ballet Nacional de España

Rubén Olmo, Premio Nacional de Danza 2015, se ha incorporado al Ballet Nacional de España en septiembre de 2019 con la intención de trabajar para la preservación, la difusión y la movilidad del repertorio tradicional de la Danza Española, incorporando además nuevas creaciones y abriendo las puertas a las vanguardias y la experimentación. Esta supone su segunda etapa en el BNE, compañía de la formó parte como bailarín entre 1998 y 2002.

Desde 2011 ejerció como director del Ballet Flamenco de Andalucía, institución dependiente de la Junta de Andalucía, con la que estrenó montajes propios como Llanto por Ignacio Sánchez Mejías o La muerte de un minotauro. Anteriormente, formó su propia compañía, para la que creó espectáculos como Érase una vez, Belmonte, Las tentaciones de Poe, Horas contigo, Naturalmente Flamenco y Diálogo de Navegante. También ha colaborado como coreógrafo o bailarín con figuras destacadas de la Danza Española como Aída Gómez, Antonio Najarro, Eva Yerbabuena, Víctor Ullate, Antonio Canales, Rafael Amargo, Isabel Bayón, Rafaela Carrasco y Aída Gómez.

 

Noticias relacionadas