Masescena - Los centros coreográficos reivindican una ley de cultura que organice, visibilice y apoye la danza

AÑO VI  Número 255

07 JULIO 2022
EN EL CENTRO COREOGRÁFICO MARÍA PAGÉS DE FUENLABRADA

Los centros coreográficos reivindican una ley de cultura que organice, visibilice y apoye la danza

Foto de grupo de los participantes en el I Encuentro Nacional de Centros Coreográficos

"Reivindicamos una ley de cultura que visibilice y apoye la danza, fomente la colaboración interinstitucional e incentive las redes entre centros. Por otra parte, demandamos a los políticos que que se simplifiquen los procedimientos administrativos que dificultan cada vez más los apoyos públicos, imprescindibles en un sector insostenible y precarizado", estas son algunas de las reflexiones surgidas en el I Encuentro Nacional de Centros Coreográficos que se ha celebrado esta tarde en el Centro Coreográfico María Pagés de Fuenlabrada.   

El I Encuentro Nacional de Centros Coreográficos, que ha reunido esta tarde a los directores y directoras de algunos de los más importantes centros de danza, demanda una ley que fomente la colaboración interinstitucional e incentive las redes entre centros
Por otra parte, los centros solicitan a los políticos que simplifiquen los procedimientos administrativos que dificultan cada vez más los apoyos públicos, imprescindibles en un sector insostenible y precarizado
María Pagés, presidenta del Centro Coreográfico María Pagés de Fuenlabrada y Premio Princesa de Asturias de las Artes 2022, ha participado en el encuentro
El Arbi El Harti, Marta Coronado, Laia Aldaz Arrieta, Martín Padrón Guillén, Manuel Toribio, David Pérez Hernando, Sonia Fernández Lage, Pilar Portela Vázquez, Sofía Alforja Sagone, Beatriz Arzamendi, Natalia Álvarez Simó, María Muñoz y Marc Olivé han formado parte de esta cita, moderada por la periodista Maricel Chavarría

La cita, abierta al público y retransmitida en streaming, ha reunido a referentes en la creación y la gestión de la danza en nuestro país: María Pagés (coreógrafa y presidenta del Centro Coreográfico María Pagés de Fuenlabrada), El Arbi El Harti (director del Centro Coreográfico María Pagés de Fuenlabrada), Marta Coronado (directora del Centro Coreográfico La Faktoria), Laia Aldaz Arrieta (codirectora del Centro Coreográfico La Faktoria), Martín Padrón Guillén (director del Centro Coreográfico de La Gomera), Manuel Toribio (gestor cultural y responsable de comunicación del Mentor Coreográfico La Gomera), David Pérez Hernando (director del Centro de Recursos Escénicos La Nave del Duende), Sonia Fernández Lage (coordinadora artística del Centro de Creación El Graner), Pilar Portela Vázquez (directora del Centro Coreográfico Galego y coordinadora del Departamento de Música y Danza de Agadic), Sofía Alforja Sagone (coordinadora de Dantzagunea), Beatriz Arzamendi (coordinadora del Centro Coreográfico Canal), Natalia Álvarez Simó (directora del Centro de Cultura Contemporánea Conde Duque), María Muñoz (directora de Mal Pelo y L'animal a l'esquena) y Marc Olivé (equipo de dirección del Mercat de les Flors). La periodista Marta Chavarría ha sido la encargada de moderar el encuentro. 

El papel de los centros coreográficos es de vital importancia. Sin embargo, como explica El Arbi El Harti, director del CCMP de Fuenlabrada, "a pesar de todos los bienes que la danza aporta a la sociedad, se constata un interés muy relativo y asimétrico por ella. Una de las evidencias radica en la ausencia de políticas claras que definan los espacios que acojan los creadores, la creación y su programación especifica. No hay teatros de danza y hay muy pocos centros coreográficos dedicados a la investigación, a la creación coréutica, a la programación y a la promoción de los proyectos creativos. Y los que hay, o son proyectos privados que batallan para sobrevivir o centros públicos – muy pocos – que no encuentran su lugar natural en la red nacional y universal de la creación coréutica.

Estas disfunciones estructurales, que surgen de planteamientos de políticas culturales poco maduradas y orientaciones de acción que omiten la prospección del futuro, acentúa la precariedad endémica de un arte, ciertamente sostenible como parte fundamental de la industria cultural española, y por encima de todo, constituye un insoslayable eslabón de nuestra pertenecía universal". 

El encuentro se ha estructurado en torno a dos paneles. El primero, bajo el título Los retos del arte coreográfico. El caso español se ha celebrado a las 18h. El segundo, Nuevos lenguajes coreográficos, ¿para qué públicos? ha comenzado a las 19.30h. 

 

Noticias relacionadas