Masescena - El bailarín y coreógrafo Daniel Doña visitó este pasado jueves el CICUS con su producción 'Retrospectiva 2.0'

AÑO VI  Número 275

26 NOVIEMBRE 2022
CENTRO DE INICIATIVAS CULTURALES DE LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA

El bailarín y coreógrafo Daniel Doña visitó este pasado jueves el CICUS con su producción 'Retrospectiva 2.0'

Los VIII Premios Lorca de las Artes Escénicas de Andalucía 2022, que se entregaron hace algunas semanas en el Teatro Alhambra de Granada, reconocieron la brillante trayectoria del coreógrafo y bailarín Daniel Doña (Granada, 1977), al conceder el galardón a la Mejor Coreografía a su espectáculo Retrospectiva 2.0. Esta propuesta coreográfica, con formato de conferencia bailada, es un recorrido, al tiempo que una revisión, por las diversas aventuras artísticas que su compañía independiente de danza, DDCDanza, ha ofrecido al público en los últimos años. Este innovador y exitoso montaje llegó el pasado jueves al Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (CICUS), en el marco del ciclo Estrénate 2022. Sobre las tablas, Daniel Doña estuvo acompañado del también bailarín y coreógrafo Cristian Martín.

La pieza obtuvo el Premio Lorca de las Artes Escénicas de Andalucía 2022 en la categoría de Mejor Coreografía
El espectáculo, con formato de conferencia bailada, es una revisión y una indagación en los trabajos que el creador granadino ha desarrollado en la última década como autor y como director de su propia compañía de danza
Sobre el escenario le acompaña el también coreógrafo y bailarín Cristian Martín, miembro de DDCdanza Daniel Doña

El actual Retrospectiva 2.0 es una nueva adaptación del espectáculo que se estrenó en el Museo Universidad de Navarra el 16 de mayo de 2018. Esta revisión que llegó a las tablas del Teatro Imperial se ha presentado ya con éxito en diversos festivales y teatros españoles. Se trata, ante todo, de una coreografía en la que Daniel Doña revisa, indaga y se reconoce en sí mismo y en el trabajo coreográfico que ha venido desarrollando en la última década como coreógrafo y director de su compañía independiente de danza y que, en la actualidad, le permite presentarse ante el espectador con un discurso artístico propio, único, de autor.

Esta creación es también un trabajo de experimentación e investigación de lo escénico como búsqueda de la propia voz coreográfica, a medida que recurre, recupera y revisa algunos pasajes de piezas emblemáticas del repertorio de DDCdanza, como son A pie, A pie de calle, No pausa y Cuerpo a cuerpo. Al tiempo que rescata e hilvana estas cuatro obras, Daniel Doña crea una nueva dramaturgia, un espectáculo coherente, completo, con sentido en sí mismo.

Retrospectiva 2.0 tiene también muy presente al público, al que concede claves de lectura –a través de los textos interpretados en escena- para que conozca la figura y la obra del coreógrafo granadino de cerca; al que invita a ser cómplice mientras dura el espectáculo; al que sugiere que se adentre, sin miedos, sin prejuicios, en el territorio de una danza española y una danza flamenca interpretadas desde la libertad del espíritu.

 

Brillante exponente de la danza española actual

Daniel Doña se ha consolidado como uno de los más brillantes exponentes de la danza española actual, capaz de aunar en sus trabajos la esencia artística de diversos lenguajes y de moverse con absoluta naturalidad entre una danza española renovadora, el flamenco y la expresión más contemporánea, esquivando cualquier límite disciplinario, cualquier corsé estilístico.

Premio El Ojo Crítico de Danza 2016, Premio HEBE de Honor 2016 y Premio MAX de las Artes Escénicas en 2009 por De Cabeza y en 2019 por Psique, entre otros muchos galardones, se ha convertido en uno de los referentes más renovadores de la escena nacional e internacional, con espectáculos que combinan la tradición con las nuevas tendencias de la danza española y el flamenco.

El creador granadino ha bebido de distintas fuentes y ha forjado, a partir de esa multiplicidad de influencias, una personalidad artística expresada a través de la claridad en el movimiento, una técnica segura, la sobriedad, la musicalidad, la calidad y las buenas ideas resueltas con sobrada solvencia.

 

Sobre Daniel Doña (Granada, 1977)

Nacido en Granada en 1977, Daniel Doña es punta de lanza de una generación de bailarines y bailaores que trata de encontrar su propia voz coreográfica e interpretativa a partir del flamenco, la danza española y el aprendizaje de otras disciplinas artísticas. Es titulado por el Conservatorio Superior de Danza de Madrid en la especialidad de coreografía y técnicas de interpretación de la danza española. Ha formado parte del Ballet Nacional de España y destacado como bailarín solista de las compañías más relevantes del país: Antonio Márquez, Rafaela Carrasco, Teresa Nieto en Compañía y Rojas y Rodríguez, entre otras. Habitual de los escenarios y carteleras desde 2002, ha desarrollado su carrera como intérprete en escenarios como Ópera de París, Teatro Clásico de Mérida, Palau de la Música de Barcelona, Ópera House de Sidney, Teatro Mellá de la Habana y Palacio de Congresos de Madrid, entre otros muchos.

Como director y coreógrafo sus trabajos han sido programados en certámenes como Dansa Valencia, Festival de Jerez, Festival de Otoño de Madrid, Festival Internacional Madrid en Danza, Dansat2007, Festival Tanzaus (Dusseldorf-Alemania), Festival Iberoamericano de Bogotá, Bienal de Flamenco de Sevilla, Festival Internacional de Danza Contemporánea de Canarias (Masdanza) o Festival Lekuz Leku. Está al frente de su propia agrupación,  Daniel Doña Compañía de Danza Española, desde 2004.

Además de Black Box, entre sus propuestas destacan Estación seca (2004), Haz conmigo lo que quieras (2008), A pie (2013), A pie de calle (2014), No Pausa (2015), Hábitat (2016), galardonada con el Premio El Ojo Crítico de Danza 2016, que concede RNE y que resultó finalista en los Premios Max de las Artes Escénicas de 2017 con dos nominaciones (Mejor Espectáculo de Danza y Mejor Intérprete Masculino de Danza), Cuerpo a cuerpo (2017), Psique (2018), por la que obtuvo el Premio Max 2019 en la categoría de Mejor Intérprete Masculino de Danza, Campo cerrado (2019) y Entre hilos y huesos (2021).

 

Noticias relacionadas