Masescena - Cultura inicia Impuls a la Dansa 2023, que acerca la danza a todo el territorio

AÑO VII  Número 341

29 FEBRERO 2024
SE HAN SELECCIONADO 10 COMPAÑÍAS VALENCIANAS PARA PARTICIPAR EN ESTANCIAS TÉCNICAS, DE CREACIÓN Y DE MEDIACIÓN

Cultura inicia Impuls a la Dansa 2023, que acerca la danza a todo el territorio

Fotografía de familia de la jornada

Dansa València inicia el proyecto Impuls a la Dansa para acompañar, estimular y facilitar el conocimiento de la danza desde múltiples ejes, localizaciones y fechas. Este año, la experiencia llegará hasta Villena, Silla, El Puig de Santa Maria, Aldaia, Aielo de Malferit, Borriana, Almassora, Dénia, L’Escorxador d’Elx y la UJI de Castelló.

La segunda edición de esta experiencia se desarrollará en Villena, Silla, El Puig de Santa Maria, Aldaia, Aielo de Malferit, Borriana, Almassora, Dénia, L’Escorxador d’Elx y la UJI de Castelló

El festival, organizado por la Consellería de Educación, Cultura y Deporte, a través del Institut Valencià de Cultura, sitúa así las artes del movimiento en nuevos espacios del territorio, con la complicidad del Circuit Cultural Valencià y dos líneas de trabajo marcadas: la formación de un colectivo de programadores y programadoras de espacios escénicos municipales y las estancias y las mediaciones remuneradas de artistas y compañías valencianas en los municipios y las entidades que se han adherido al programa.

“Dansa València quiere crear una red de afectos para las artes del movimiento, que artistas locales, responsables de programación y público se sientan parte de una misma comunidad que aprecia y disfruta con la danza. Para ello, Impuls a la Dansa da valor a los procesos de creación y vincula al artista y su obra con el municipio que lo acoge. Además, confiamos en que este plan provoque la activación de la circulación de espectáculos de danza en nuestro territorio”, apunta la directora de Dansa València, María José Mora.

Ayer, martes 23 de mayo, se celebró en la localidad de Fanzara la segunda sesión formativa para programadores bajo el título Segon Impuls. La cita arrancó con una puesta en común de los proyectos de esta edición y un análisis del desarrollo de dinámicas sobre y para la danza en la provincia de Castellón.

La sesión constó de una formación práctica a cargo de Paula Escamilla y un taller sobre ‘twerk’, estilo de danza asociado a la música urbana que pudo apreciarse durante la batalla de baile organizada por València City Cypher en la última edición de Dansa València.

En estas jornadas, diseminadas a lo largo del año, los programadores visitan centros de referencia territoriales como el Espai LaGranja de València, que fue sede del primer Impuls, o el CCCE L’Escorxador d’Elx de Alicante. Así mismo, se conocerá en profundidad el funcionamiento del mercado escénico balear, Fira B, como aproximación a las realidades vecinas.

La idea en estas sesiones de formación es, como en la pasada edición, acercar la realidad de la creación coreográfica que se lleva a cabo dentro y fuera de nuestro territorio y proporcionar conocimientos específicos sobre las artes del movimiento.

 

Municipios y compañías

Las compañías seleccionadas por convocatoria pública para participar en esta segunda edición de Impuls a la Dansa han sido Bernat Macià, Cía. Marroch, Mar García y Javi Soler, Cía. Manzanera, Cía. La Siamesa, Irene de la Rosa, Over & Out, Débora Ruiz y Cristina Martí, Columpiant la Dansa y Elvira Madrigal.

El programa promueve tres tipos de estancias: técnicas, de creación y de mediación. Esta última es la modalidad de estancia más extendida, con seis compañías involucradas. Cía. Marroch tiene la inquietud “de llevar su movimiento y su inspiración a otro lugar y desde otro lugar” y en Villena trabajarán con el colectivo de creadoras plásticas Las Canadienses, previamente seleccionadas por FIC Villena, para encontrar maneras de interrelacionar sus disciplinas.

La compañía Over & Out, con Carlos Peñalver al frente, compartirá su lenguaje del movimiento con un grupo de estudiantes de danza de las diferentes escuelas de Dénia. Los asistentes podrán explorar los procesos de creación, que les acercarán a otras formas profesionales y complementarán su visión en esta etapa formativa.

Irene de la Rosa, en cambio, tiene como objetivo en ‘De flamenco’ trabajar en Silla, con el colectivo de la asociación Dansart, técnicas y herramientas de fusión con lenguajes contemporáneos que permitan enriquecer su baile, abriendo nuevos horizontes y acercando el colectivo a otras miradas del entorno profesional de la danza.

En ‘Sobre la juventud’, Débora Ruiz y Cristina Martí explorarán, junto con el alumnado de la Escuela Municipal de Danza de Almassora, temas como los sueños, los deseos y las expectativas bajo la perspectiva de la celebración. Las participantes trabajarán desde los lenguajes y la investigación coreográfica de las últimas piezas de Ruiz y Martí como creadoras.

A Marta García y Aurelia Díaz, de Columpiant la Dansa, les interesa, en cambio, la infancia. En su proyecto ‘Cos i espai’ buscan activar la conciencia del cuerpo en la escuela y desarrollar la expresión corporal como medio de aprendizaje continuo. Las artistas realizarán un trabajo de mediación tanto con el profesorado como con el alumnado de la comunidad educativa del CEIP Pare Jofré del Puig de Santa Maria.

La estancia de Elvira Madrigal en Borriana pretende dar a conocer la historia de la danza contemporánea a partir de la transmisión de herramientas de composición. El descubrimiento se hará a través de juegos coreográficos, aportando a los y las alumnas de danza del Centre Municipal de les Arts Rafel Martí de Viciana de Borriana la capacidad de generar material coreográfico contextualizado.

En lo que se refiere a las estancias de creación, en esta entrega del programa coinciden dos aproximaciones a la investigación en curso. La Cía. Manzanera proseguirá su investigación del movimiento sobre el proyecto ‘Su Mi’ en la Casa de la Música de Aldaia. La propuesta parte de la vulnerabilidad y la fragilidad del cuerpo tras una lesión y su conexión psicológica.

Por su parte, Bernat Macià y el colectivo Diàleg Co continuarán en el CCCE L’Escorxador d’Elx la investigación de las posibilidades y las confluencias entre diferentes técnicas de movimiento, su captación y su solapamiento con elementos audiovisuales de su proyecto transdisciplinar ‘Diàleg consuetudinari’.

Finalmente, habrá dos estancias técnicas destinadas a favorecer la última parte de la producción escénica, mediante el acceso a escenarios equipados técnicamente. Por una parte, la compañía Mar García y Javi Soler, en el Auditorio Municipal de Aielo de Malferit, con su propuesta ‘Caribe Mix 23’. El proyecto aspira a ser una reivindicación del valor de las canciones del canon de la cultura ‘mainstream’ y se encuentra actualmente en pleno proceso de creación, con el objetivo de estrenar el resultado en forma de pieza escénica de gran formato durante el festival Migrats Dansa 2023.

Por otra parte, Ángela Verdugo, de Cía. La Siamesa, se instalará con su equipo en el Paranimf de la Universitat Jaume I de Castelló para trabajar la implantación de su última pieza, que lleva por título provisional ‘Mata baja’. La futura obra será la tercera entrega de la trilogía ‘El otro paraíso’, cuyos montajes ya estrenados son ‘A-normal o la oveja errante’ (2017) y ‘SC_Santa Cultura’ (2019).

Otra de las novedades planteadas en esta edición de Impuls a la Dansa, gracias a la colaboración del Circuit Cultural Valencià, es la realización en los municipios involucrados de una acción de mediación lúdica con los públicos locales, desarrollada por el colectivo Dánzate (Marta Sofía Gallego Sampedro y Andrea Dolz Burdeos), titulada ‘Me encanta bailar, pero se me da fatal’.

 

Noticias relacionadas