Masescena - El festival Trayectos cierra su vigésima edición con aforos completos y un futuro abierto

AÑO VII  Número 328

03 DICIEMBRE 2023
LA ORGANIZACIÓN DESTACA EL INTERÉS, LA CONEXIÓN Y LA CONFIANZA DEL PÚBLICO, ASÍ COMO LA CALIDAD Y VARIEDAD DE LAS PROPUESTAS OFRECIDAS

El festival Trayectos cierra su vigésima edición con aforos completos y un futuro abierto

Tras cuatro días de intensa programación, el festival de danza contemporánea Trayectos finalizó ayer su vigésima edición en la que ha llevado 14 propuestas artísticas del más alto nivel a cuatro espacios emblemáticos de Zaragoza. Etopia, Museo de Zaragoza, Paraninfo de la Universidad de Zaragoza y el Centro de Historias han sido los escenarios protagonistas de esta edición en la que se han desplegado propuestas locales, nacionales e internacionales.

El festival terminó este domingo por todo lo alto en el Centro de Historias con las actuaciones de No Man’s Land (Ecuador-Túnez), Colectivo Sin Par (Andalucía), Sandra Macià (Cataluña), Colectivo Banquet (Madrid) y Cob Compagnia Opus Ballet (Italia)

Si bien, como cada año, la programación ha tenido como plato fuerte las propuestas de danza contemporánea, también ha contado con dos formaciones artísticas para bailarines, con la presentación del libro “10 mujeres que pusieron a bailar al mundo” y con un espacio expositivo que muestra una panorámica de las dos décadas de trayectoria de Trayectos y que puede verse hasta el 27 de agosto en el Espacio Lienzo Abierto del Centro de Historias.

La directora del festival, Nati Buil, destaca que Trayectos es un punto de encuentro y conexión alrededor de la danza, un “espacio de convivencia en el que se comparte el espacio con el público que ve la representación de manera muy horizontal porque, al no haber escenario, la danza se incrusta de una manera natural y orgánica”.

Resulta inevitable hacer balance cuando se alcanzan dos décadas de trayectoria y esto es lo que resalta Buil: “Empezamos como casi todos los proyectos de este tipo, con entusiasmo, creyendo en que nuestra propuesta era necesaria, y lo seguimos sintiendo”. De hecho, destaca que “la esencia es la misma: llevar a cabo una labor de servicio público para la ciudad, a través de la visión de la danza contemporánea hacemos ciudad, generar estos nódulos creativos alrededor de los artistas y convertir la ciudad en un espacio más amigable, más artístico, donde no hay código binario, todos nos emocionamos compartiendo espacio”.

“La gente nos ha felicitado por celebrar esta vigésima edición, pero para nosotros todas son importantes. Es verdad que es un número redondo, pero hemos trabajado con el mismo cariño e ilusión y tenemos el entusiasmo intacto dos décadas después”, resume Buil.

Respecto al público, la directora del festival asegura que es “entusiasta” y que, a pesar de la lluvia o el calor abrasador, “nunca nos ha fallado”. Y es que uno de los logros del festival es haber logrado una conexión con su público que “viene porque le interesa la danza y se fía de lo que programamos, sabe que va a ver propuestas diferentes con las que va a conectar”.

 

Cuatro días intensos de danza en la ciudad

La programación de este año ha estado compuesta por piezas de diferentes estilos, formatos y discursos, con el objetivo de mantener un equilibrio entre temas y formas y así ofrecer una variedad coherente y de calidad representada por compañías de Aragón, País Vasco, Extremadura, Cataluña, Madrid, Galicia, Andalucía, Ecuador, Túnez e Italia. Se ha apostado por la danza–teatro de Carla Sisterè, la visión contemporánea desde la tradición de La Venidera o Daniel Rodriguez, lo urbano de Ivan Benito, Circle of Trust y Colectivo Premohs, lo virtuoso de Opus Ballet, la madurez de Elías Aguirre y Colectivo Banquet, la coreografía hipnótica de LaCerda, propuestas honestas y de extraordinaria ejecución de Colectivo Sin Par y Sandra Maciá. La mirada a jóvenes coreografías latinoamericanas han llegado de la mano de No man ́s land a través del acuerdo con el certamen de Costa Rica, Sólodos en danza. 

El jueves 22 se presentaron en Etopia los proyectos de diversos proyectos de investigación en danza en relación con la ciencia y nuevos medios, fruto de dos meses de residencia gracias a la colaboración del festival con la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento en Etopia. El viernes 23 tuvo lugar una interesante jornada en el Museo de Zaragoza donde tuvieron lugar las actuaciones de LaCerda, María Ganzaraín, Elías Aguirre y Carla Sisteré y cabe destacar que se completó el aforo.

El sábado 24, el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza contó con una gran afluencia de público que se acercó para disfrutar con las actuaciones de Iván Benito, Circle of Trust, Colectivo Premohs, Daniel Rodriguez y La Venidera. El broche final de este año tuvo lugar el domingo 25 en el Centro de Historias donde actuaron No men ́s land, Colectivo Sin Par, Sandra Macià, Colectivo Banquet, y Opus Ballet.

La directora del festival destaca que los tres estrenos de compañías locales (María Ganzaraín, Iván Benito y Circle of Trust) han gustado mucho y valora que “hay gente joven, que el relevo está en buena salud creativa”. Asegura, asimismo, que las actuaciones internacionales “amplían el discurso que queremos ofrecer”.

Resalta Buil que llamó la atención la actuación de Daniel Rodríguez (Galicia) que hizo “una creación muy de raíz, de folclore gallego al que le dio un punto muy contemporáneo”. Por otro lado, Colectivo Premohs (Andalucía) “hizo un mix que iba del flamenco hasta las danzas urbanas, y africanas, un recorrido por diversas raíces del baile con una composición muy inteligente, un cuarteto muy alegre y muy físico”. Buil recalca que todas las propuestas son importantes porque todas aportan algo al mosaico que es la programación.

 

Veinte años construyendo danza

En estas dos décadas de trayectoria, Trayectos ha presentado a más de 1000 bailarines de todo el mundo y ha acogido 367 propuestas artísticas de las cuales, 97 eran de compañías locales, 204, nacionales y 66, internacionales. También ha intervenido en 93 espacios de la ciudad y ha organizado 42 talleres y acciones formativas. 

En este tiempo, Trayectos también ha realizado 63 intervenciones educativas en centros escolares y ha apoyado 32 acciones a través del Programa de Apoyo Coreográfico y ha participado en 67 proyectos de cooperación. Este festival ha incluido a más de 200 colectivos dentro de los Mosaicos y Mapas Coreográficos del Programa de Danza Comunitaria. 

Entre os hitos alcanzados en estos veinte años, cabe mencionar la colaboración del festival con 25 entidades sociales diferentes y la presentación de 21 trabajos de investigación de Laboratorio de Danza y Nuevos Medios.

 

 

Noticias relacionadas