Masescena - El Centro Dramático Nacional estrena Dramawalker Lavapiés

AÑO VI  Número 267

27 SEPTIEMBRE 2022
EL PROYECTO DA VOZ AL VECINDARIO Y A LAS HISTORIAS COTIDIANAS DE UNO DE LOS BARRIOS MÁS MULTICULTURALES DE MADRID

El Centro Dramático Nacional estrena Dramawalker Lavapiés

Previous Next

El pasado jueves por la mañana se estrenaba Dramawalker Lavapiés que inaugura las actividades de la nueva temporada y que explora las historias del barrio de Lavapiés.

Este proyecto de mediación y creación escénica -que continúa durante esta temporada con la exploración de nuevos barrios- es una nueva manera de conocer la historia de las personas que habitan esos lugares mediante una experiencia sonora, accesible desde la web del #Dramático y también físicamente, caminando por sus calles. De esta manera, el #Dramático sale de los teatros para acercarse a historias reales, ofreciendo al público la posibilidad de conocer por sí mismo rincones inexplorados de la memoria urbana de nuestras ciudades y comunidades.

A partir del pasado jueves se podrá escuchar, in situ y también desde casa, este recorrido por la intrahistoria del barrio a través de cinco relatos firmados por Denise Despeyroux, María Goiricelaya, Roberto Martín Maiztegui, Aurora Parrilla Camacho y Adrián Perea, bajo la dirección artística de María Caudevilla

"Creíamos necesario narrar esos trocitos de vida de las y los habitantes del barrio, generar un relato de historias emotivas, en la que el vecindario se vincule emocionalmente con ellas y que el público al escucharlas se implique con el barrio a través de esas voces". Fernando Sánchez-Cabezudo, coordinador artístico del #Dramático, define así "el alma del proyecto Dramawalker".

Dramawalker es un proyecto que en su segunda edición, se ha acercado también al barrio logroñés de San Antonio bajo el título Al otro lado del Ebro. Dramawalker Lavapiés  arranca con un trabajo inicial de toma de contacto con entidades que trabajan en la zona –asociaciones vecinales, colectivos sociales, culturales, viandantes etc.- y que involucra en todo el proceso a las y los autores, propiciando encuentros y entrevistas con todo ese tejido comunitario. El trabajo de mediación es el material que genera las historias ficcionadas, posteriormente grabadas por actrices y actores. El resultado: una serie de ficciones sonoras que la o el oyente puede escuchar haciendo el recorrido físicamente por el barrio y deteniéndose en los lugares donde se ubican las ficciones; o bien desde cualquier sitio, a través del mapa virtual.

 

Dramawalker Lavapiés

En palabras de su directora artística María Caudevilla “lo más curioso del DramawalkerLavapiés es la imposibilidad de delimitar sus fronteras en un mapa. Lavapiés no es un barrio. No empieza ni termina. Forma parte de Embajadores, uno de los seis barrios del Distrito Centro de la capital madrileña”. Ante esa falta de límites o fronteras que identifiquen al barrio como tal, la directora engloba la idea del proyecto en un espacio personal más que físico: “La historia de Lavapiés es pues la historia de sus gentes. Lavapiés es entonces un vecindario, es decir, la condición de ser vecino de otras personas".

En Lavapiés se mezclan muchas historias diferentes, algunas ciertas, otras inciertas o incluso simplemente leyendas. Esto es lo que nos van a trasmitir las y los protagonistas de las historias. Un barrio de mezclas, lugar de encuentro histórico de diferentes culturas y tradiciones y que según María Caudevilla “hoy día se rebela ante la turistificación acogiendo a migrantes de todo el mundo, defendiendo la dignidad de la diferencia y la solidaridad vecinal”.

 

Cinco historias, cinco visiones

Denise Despeyroux, María Goiricelaya, Roberto Martín Maiztegui, Aurora ParrillaCamacho y Adrián Perea son las y los autores invitados a narrar las historias que nos acercan al barrio y a sus habitantes. Cada uno muestra desde una perspectiva diferente hechos, vidas y reflexiones inspiradas en Lavapiés. Según Caudevilla, “los relatos que aquí se recogen exhiben la memoria de sus habitantes de siempre, de las personas que han llegado para quedarse, de las que se resisten a tener que marchar y de las que sueñan con regresar algún día".

Denise Despeyroux es la autora del texto Quién teme a Lavapiés, que nos asoma a diferentes sucesos ocurridos en el lugar: un gato, un asesino, un supuesto barrio judío y una autora que deambula atenta a todo cuanto que se cruce en su camino a la caza de una historia que nunca alcanza a ser la que quiere contar. Este es precisamente el relato que nos presenta Denise, el Lavapiés visto desde la perspectiva de sus moradoras y moradores y de cómo cada uno y cada una de las vecinas se relaciona con este lugar.

Mame Mbaye, mantero y residente en Lavapiés, murió en 2018 por un infarto mientras él y sus compañeros huían perseguidos por la policía. Este hecho inició una serie de protestas contra la actual Ley de Extranjería en España y las dificultades que encuentran para cumplir todos los requisitos que exige. Este acontecimiento inspira a la dramaturga María Goiricelaya, para escribir el relato Aquí murió Mame Mbaye. Según palabras de la autora“Esta historia nos acerca a las causas de su muerte para proponer una profunda reflexión sobre el racismo institucional y el valor de la vida de las personas migrantes en este país privilegiado”.

Roberto Martín Maiztegui, bajo el título de Los Calcos, narra la historia de Julián Cañas, el último barquillero que queda en Madrid. Su bisabuelo también era barquillero, y su abuelo, y su padre. Ahora él trabaja junto a su hijo, José Luis, que debe decidir si continúa o no con un oficio condenado a la extinción. Una historia que refleja a través de este oficio el ambiente y la vida del Lavapiés de antes.

Una bomba del tiempo, de Aurora Parrilla Camacho, habla de mujeres migrantes, de desarraigo y de lucha. Según la autora, todo comenzó cuando escuchó la voz y la historia de una mujer kurdo-siria del barrio de Lavapiés. El relato se construye a través de una niña que aúna todas estas voces de mujeres y las identifica, en su lucha diaria, con heroínas griegas.

Adrián Perea relata en Todos te llaman Amanda y yo quiero llamarte amor algunas de las historias de amor y desamor que han perdurado en el barrio a lo largo del tiempo. Amanda, guía de un free tour llamado “Lavapiés romántico”, cuenta historias a turistas que bien podrían ser la de cualquiera.

Pone voz a estas piezas un reparto integrado por: Jesús Barranco, Cristina Carro, Fernando Delgado-Hierro, Denise Despeyroux, Juan Echanove, Quique Fernández, Óscar de la Fuente, María Goiricelaya, Greta Manjón, José Manjón, Thimbo Samb y Pablo Vega.

 

Accede a todas las historias aquí

 

Ficha artística:

Las historias que componen Dramawalker Lavapiés son:

  • Quién teme a Lavapiés, de Denise Despeyroux
  • Aquí murió Mame Mbaye, de María Goiricelaya
  • Los calcos, de Roberto Martín Maiztegui
  • Una bomba del tiempo, de Aurora Parrilla Camacho
  • Todos te llaman Amanda y yo quiero llamarte amor, de Adrián Perea 

Dirección artística

María Caudevilla

Dramaturgia

Denise Despeyroux, María Goiricelaya, Roberto Martín Maiztegui, Aurora Parrilla Camacho y Adrián Perea

Reparto

Jesús Barranco, Cristina Carro, Fernando Delgado-Hierro, Denise Despeyroux, Juan Echanove, Quique Fernández, Óscar de la Fuente, María Goiricelaya, Greta Manjón y José Manjón Thimbo Samb y Pablo Vega

Diseño de sonido: 

Nacho Bilbao y Pilar Calvo

Supervisión diseño sonoro: 

Sandra Vicente

 

Estudio de grabación SANNOZ 

Ingeniero de grabación: 

Óscar Guzmán 

Ilustraciones: 

Ana Bustelo 

Vídeo: 

Bárbara Sánchez Palomero

Producción
Centro Dramático Nacional