Masescena - "Scratch" llega a La Villarroel; un espectáculo sobre el empoderamiento femenino a ritmo de música electrónica

AÑO VII  Número 340

22 FEBRERO 2024
SCRATCH SE REPRESENTARÁ A PARTIR DEL MARTES 28 DE FEBRERO DE 2023 EN LA VILLARROEL DE BARCELONA

"Scratch" llega a La Villarroel; un espectáculo sobre el empoderamiento femenino a ritmo de música electrónica

Esta mañana, La Villarroel ha acogido la presentación de Scratch, una obra en forma de monólogo teatral escrito por Daniel J. Meyer, dirigida por Montse Rodríguez Clusella y protagonizada por Clara Mingueza. Es una producción de Aka Teatro S.L y Grec Festival de Barcelona. A la rueda de prensa, asistieron Tania Brenlle, directora artística de La Villarroel y la compañía.

Scratch es el tercer trabajo de la compañía AKA Teatro y el segundo monólogo pensado y escrito en clave femenina. Tras el éxito conseguido con A.K.A. (Also Known As), el equipo formado por Daniel J. Meyer y Montse Rodríguez Clusella vuelve a La Villarroel para presentar una historia sobre la libertad sexual de las mujeres, el empoderamiento femenino y la presión social, ambientada en el mundo de la noche.

Tania Brenlle ha agradecido la posibilidad de programar un espectáculo que, según explica, "trata un tema tan interesante como el de la feminidad y el de la libertad sexual de las mujeres. Es un espectáculo de absoluta vigencia, ya que parece que, en algunos aspectos, sobre todo en lo referente a la emancipación sexual de la mujer, y en especial de las más jóvenes, hemos retrocedido."

Daniel J. Meyer, autor de la obra, añade: " Vamos hacia una especie de puritanismo que a mí no me parece bien. Tenemos que poder vivir libremente. Tener el derecho del deseo, de probar, que cada uno establezca los suyos límites."

Según la compañía, esta obra se basa sobre los contrastes, sobre las contradicciones.

"Por un lado -continúa Meyer- tenemos una sociedad cada vez más concienciada de la libertad de decisión que toda mujer debería tener, de disfrutar libremente de su sexualidad y, por otra, parece que exista una culpabilidad, unos prejuicios fijados también por las voces más sonoras del feminismo. Sí es sí y no es no... No siempre. A veces, primero es sí, después quizás es no y, después, ya veremos. El ser humano no es estático. fluido. Por un lado, podemos tener un comportamiento absolutamente empoderado y libre y, al mismo tiempo, necesitar una intimidad más recogida. Las cosas nunca son blanco o negro."

 

"Es desafiante que una mujer sea la que marca el ritmo sobre un podio como una figura de poder."

Daniel J. Meyer

 

Ésta es la contradicción en la que se basa este montaje, una contradicción que se evidencia a través de un personaje dual. Montse Rodríguez Clusella, la directora del espectáculo, confiesa que lo que más le ha atraído del proyecto es, precisamente, "mostrar los dos aspectos de un todo que no siempre llegan a convivir. De un lado, DJ Laureen, una dj de éxito que se relaciona con su público y con su entorno de discoteca de forma altiva y empoderada, Flirtea porque puede y porque, en el fondo, cree que la única manera de sobrevivir en un entorno todavía muy masculinizado es a través de una personalidad agresiva y dominante.Su alter ego, en cambio, Laura, tiene pareja, busca una intimidad más recogida y sueña con hacer música indie, lejos de las sonoridades electrónicas que le han hecho famosa . Me interesaba mucho ver los dos polos."

La directora ha explicado que esta contraposición ha sido posible mediante un trabajo físico y coreográfico y por la excelente interpretación de Clara Mingueza.

"Como compañía, siempre estamos abiertos a los nuevos talentos, a visibilizar la cantera de nuevas artistas. Hicimos un casting para encontrar a la actriz que este texto necesitaba. De las casi 300 primeras solicitudes, hicimos un primer triaje de 60 . Clara fue, indiscutiblemente, la mejor."

 

"Scratch habla del poder femenino desde todas las vertientes."

Montse Rodríguez Clusella

 

Clara Mingueza comparte la emoción que siente encarnando a este personaje: "Lo maravilloso tiene sus contradicciones. Ella acaba sintiendo mucha culpabilidad porque el mundo la hace culpable. Para mantener este estatus debe mostrar una parte agresiva y hay un momento en que ya no puede más. Bajo la máscara sólo existe Laura, una chica que sólo busca que le quieran y que la quieran bien. El viaje que hace es de una complejidad muy interesante."

Paula Jornet ha aportado la composición musical acústica, las melodías indias que el personaje de Laura compone mientras sueña con una vida diferente.

"Me hizo muchísima ilusión que me pidieran formar parte de este proyecto. Es un papel muy valiente. Las canciones en acústico son la cara más íntima, más personal y más cruda de DJ Laureen. Dani aportó los versos y yo los musicalicé, buscando algo sencillo, que no simple, más acorde con el recogimiento que busca el personaje. Para entender a alguien tienes que ver todas sus caras y yo sugiero su voz interior."

Scratch sólo realizará 10 representaciones en La Villarroel antes de salir de gira. Ante la pregunta de si, teniendo en cuenta la vigencia de la temática, la obra había generado mucho interés por parte de los programadores, Meyer ha contestado: "Es que nunca nos planteamos otra opción que no fuera La Villarroel". Tania Brenlle siempre busca textos desgarradores y actuales, nuevas dramaturgias catalanas que interpelen al público. Que sean interesantes. Para nosotros, esta sala es como volver a casa."

 

Sinopsis

En SCRATCH, una DJ nos explicará, a ritmo de sesión de música electrónica, su mundo y sus experiencias. Veremos cómo es su día a día, tanto en el mundo de la noche, como en su casa con su pareja. Y descubriremos su anhelo más escondido de volver a tocar la guitarra, tener su propia voz, de ser compositora indie.

Ponerá en conflicto las consecuencias de la exposición social, los pactos de los flirteos de la noche, los límites permitidos a las mujeres en la sexualidad y la seducción y los posibles malentendidos, dudas y contradicciones en las decisiones propias.

¿Son todas válidas? ¿Deben ser permanentes o pueden cambiar instante tras instante? Y sobre todo, ¿somos capaces, como espectadores/sociedad, de aceptarlas sin prejuicios?

 

Noticias relacionadas

Últimas noticias
Play
Play
Play