Masescena - Nacho Guerreros, la cara teatral de un gran actor

AÑO VII  Número 340

21 FEBRERO 2024
DEL 6 DE MAYO AL 6 DE JUNIO EN EL TEATRO INFANTA ISABEL DE MADRID

Nacho Guerreros, la cara teatral de un gran actor

Nominado a los premios Max 2018 como ‘Mejor Actor Protagonista’, Nacho Guerreros vuelve con Juguetes Rotos a la escena madrileña. El actor conocido por su personaje de Coque en “La que se avecina” la serie con mayor éxito de los últimos tiempos en la televisión de nuestro país.

El actor vuelve el 6 de mayo a Madrid con “Juguetes rotos”. Un obra profunda y maravillosa en la que destaca la interpretación de Guerreros, que le ha le ha valido una nominación a los prestigiosos Premios Max de teatro
Acaba de terminar el rodaje de la película de terror “Laberinto de sombras” de Alberto Contreras, y en verano, vuelve a las tablas con “Sobre el caparazón de la tortuga” de Ignasi Vidal

Nacho Guerreros, actor camaleónico y multidisciplinar demuestra en esta de teatro su sensibilidad y una interpretación dramática digna de los mejores reconocimientos…En definitiva que detrás del archiconocido Coque, hay un gran actor polifacético. Nacho Guerreros vuelve al teatro mientras continúa con varios proyectos de cine teatro y televisión.

Acaba de terminar el rodaje de la película “Labertino de sombras”, una película de terror de Alberto Contreras que pretende ser una película de terror clásica, en la que se huye de los efectos especiales para recurrir en mayor medida al maquillaje, la escenografía, el juego de cámara y la interpretación.

Además, este verano estrenará en el teatro la obra “Sobre el caparazón de las tortugas” de Ignasi Vidal.

 

Juguetes rotos

Quiero mirarme al espejo y reconocerme en él, mirar mi cuerpo y no odiarlo. Es más, quiero amarlo lo suficiente como para dejarlo volar libre como las palomas. Porque mi casa es mi cuerpo, y si se cae a pedazos no lo abandonó, todo lo contrario, refuerzo sus cimientos para que resista todos los temporales, para albergar todo lo que lo embellezca y así poder habitarlo, recibir a mis huéspedes y llenar cada estancia con mi voz, por fin mi propia voz. Porque si no lo hago seré ese fantasma habitando el cuerpo de un juguete roto, seré esa criatura extraña empujada a deshabitarse, y no quiero, y no debo.

De esta manera nos cuenta Carolina Román la historia de Mario que trabaja en una oficina y un día recibe una llamada que le cambiará la vida para siempre… A partir de ese momento, viajaremos a su infancia, habitaremos su casa, recorreremos su pueblo. Pinceladas en blanco y negro que truncarán su identidad sexual y de género.

Noticias relacionadas

Últimas noticias
Play
Play