Masescena - La historia y la leyenda se funden en "La gran Cenobia", obra teatral sobre la reina que se enfrentó a Roma y a los hombres

AÑO VI  Número 267

27 SEPTIEMBRE 2022
SALA TIRSO DE MOLINA DEL TEATRO DE LA COMEDIA DESDE EL 13 DE ENERO AL 6 DE MARZO

La historia y la leyenda se funden en "La gran Cenobia", obra teatral sobre la reina que se enfrentó a Roma y a los hombres

Un drama entre lo histórico y legendario es el nuevo estreno de la Compañía Nacional de Teatro Clásico que tiene como protagonista a una mujer que llegó a gobernar un imperio en la Antigüedad y se enfrentó a Roma. La gran Cenobia, de Calderón de la Barca, llega este 13 de enero a la Sala Tirso de Molina del Teatro de la Comedia. Sobre el personaje histórico de Cenobia, que llegó a ser reina de Palmira (Siria) en el siglo III d. C. hasta su derrota por el emperador romano Aureliano, hay toda una leyenda que el paso de los siglos ha engrandecido. David Boceta, director del montaje, afirma que «el personaje de Calderón no se corresponde con el histórico, tampoco el romano, ni siquiera el nuestro al construir esta obra, es un personaje que fue histórico y que empezó a ser ficción desde el mismo momento que empezó a construir su propia leyenda».

Luis Sorolla, autor de la versión, y David Boceta, director, han creado un montaje «transhistórico» que reúne signos de la Roma imperial, el verso de Calderón, proclamas del auge del fascismo, armas de fuego o música rock

La historia de la lucha de Cenobia contra la imbatible Roma sirve en esta puesta en escena para transmitir el mensaje de que los vencedores imponen la narración de la historia a la posteridad. Así lo asegura Luis Sorolla, autor de la versión del clásico de Calderón de la Barca. «Toda lucha de poder se ve acompañada, tal y como nos muestra Calderón, de una lucha por controlar el relato: controlar la narrativa, justificar cada cual con su verdad los actos que se cometen y vencer no solo en el campo de batalla, sino también en el registro que quede en la Historia».

La intemporalidad de la temática y el personaje central motiva que la puesta en escena se caracterice por ser «transhistórica» con soportes y anclajes en distintas épocas. David Boceta cuenta que «el equipo ha ido trabajando en una estética en la que encajen signos de la Roma imperial, el verso de Calderón, proclamas políticas del auge del fascismo en Europa, discursos de odio (de hoy, ayer y siempre), armas de fuego y música rock de una manera lo más orgánica posible».

Isabel Rodes afronta el reto de interpretar a Cenobia, «una mujer con un marcado carácter bélico que sabe que está dotada para la lucha y para el gobierno. Lucha con garras y dientes, no solo en el campo de batalla, sino también para defender su posición de liderazgo en un mundo de hombres que no respetan su posición por el hecho de ser mujer».

Los antagonistas masculinos del montaje son Aureliano y Decio. Aureliano es un personaje cegado por la obsesión de poder. Le da vida sobre las tablas José Juan Rodríguez quien explica que «su inconsciencia junto con su ambición son absolutas. Hay muy pocos cosas, por no decir nada, que él pueda respetar. Y si lo hace en un momento es por necesidad propia y momentánea, sin ningún valor moral o ético que permita la convivencia». Decio se muestra más honorable aceptando los cambios en la rueda de la fortuna y mostrando admiración y amor por Cenobia. Sin embargo, no nos dejemos engañar porque, como aclara el intérprete Mikel Arostegui, tampoco él se salva en el montaje calderoriano. «Dejarse llevar por sus sentimientos en un mundo creado por y para hombres, donde sentir es de débiles, le aboca a la humillación y ostracismo. Determinado luchará sin descanso por restituir su vida, su honor, su derecho a estar en el mundo. Pero también habrá de probarse en el privilegio del poder. Entonces le tocará a él decidir si convertirse en un tirano y ser un eslabón más del mundo que vino a romper, o quizá hacer algo nuevo».

Completan el resto del reparto Cristina Arias, Mariano Estudillo, Marta Guerras, Alejandro Pau, Víctor Sáinz, Irene Serrano y José Luis Verguizas. Ellos dan voz a los personajes de este montaje. El equipo artístico está formado por Almudena Bautista (escenografía), Víctor Longás (iluminación), Paola de Diego (vestuario), Edu Cárcamo (coreografía), Antonio de Cos (dirección musical, música original y espacio sonoro), Álvaro Luna (videoescena) y Alejandro Saá (asesor de verso).

La gran Cenobia, una producción de la Compañía Nacional de Teatro Clásico patrocinada por Loterías y Apuestas del Estado, se representa en la Sala Tirso de Molina del Teatro de la Comedia desde el 13 de enero al 6 de marzo.

 

Noticias relacionadas