Masescena - Los peligros que nacen del encuentro sexual, puestos a prueba en la nueva creación de Miguel Deblas y George Marinov en Réplika Teatro

AÑO VI  Número 260

09 AGOSTO 2022
‘EJERCICIOS MILITARES PARA CONFUNDIR ÉXTASIS CON AGONÍA’, SEGUNDO PROYECTO ESCÉNICO DE ÉSKATON, SE ESTRENA EL PRÓXIMO 6 DE MAYO EN RÉPLIKA TEATRO

Los peligros que nacen del encuentro sexual, puestos a prueba en la nueva creación de Miguel Deblas y George Marinov en Réplika Teatro

Imagen promocional de la obra

Los próximos 6, 7 y 8 de mayo, la agrupación artística ÉSKATON regresa a Réplika Teatro - Centro Internacional de Creación (C/ Explanada, 14 de Madrid) para llevar a escena su segunda pieza: Ejercicios militares para confundir éxtasis con agonía. Un año después del estreno de su ópera prima, Cicuta Contagiosa, Miguel Deblas y George Marinov presentan este nuevo proyecto escénico con una dramaturgia y espacio sonoro original, y una puesta en escena basada en la construcción de imágenes extremas, la performance y la coreografía. Al igual que su anterior pieza, este proyecto también forma parte de los Sistemas de apoyo a la creación: residencia para artistas de Réplika Teatro.

 

Sobre la pieza 

Hay un elemento instalado en lo más interno del cuerpo. Un elemento que controla sus movimientos y sus tiempos y que, por lo tanto, le da forma. Este se sirve de un mecanismo que es capaz de generar la creencia de que somos Uno, o Una. Que cada una de nuestras partes se articula supremamente con las otras para dar a luz al organismo que somos. De todas estas partes hay dos que, según ese elemento, son cruciales y determinan el resto de ese organismo: el cerebro y los genitales, o también, la mente y el sexo. Y entre ellos hay una conexión directa ininterrumpida. Del vínculo obscuro entre estas dos partes parece surgir aquello que somos. El elemento encargado de sostener esta difamación es: el discurso.

Ejercicios militares para confundir éxtasis con agonía aborda el peligro que supone desmantelar al cuerpo del discurso. Es decir, el peligro que alberga el encuentro sexual entre dos o más cuerpos. Desde el mero desencuentro hasta la violencia más cruenta. En este encuentro los cuerpos se ofrecen los unos a los otros, permiten ser tocados, penetrados, invadidos, golpeados, lacerados. Las representaciones oficiales del sexo y las herramientas políticas que les rodean pretenden crear la ilusión de un mundo donde ese peligro desaparece, mediante normas, categorías y contratos. Aquí, sin embargo, el teatro constituye un paralelismo con el encuentro sexual, un encuentro cuerpo a cuerpo, donde el peligro es potencia. Exaltar ese peligro es exaltar la potencia.

Esta potencia es interna. No externa, no política. Dentro de este espacio el cuerpo no milita, no acciona sobre el mundo o la realidad, sino que deja que la realidad milite o accione sobre él. Ya que este espacio es falso, embustero, bambollero. Y aunque es cierto que es el resultado de una suma de poderes, el escenario no es un parlamento, pues lo que llega a tener sobre nosotros es potencia, no poder.

En palabras de Miguel Deblas y George Marinov, Directores del proyecto: <<La obra surge al preguntarnos por el lugar que ocupan en la sociedad las representaciones  del sexo y los discursos políticos y las tecnologías que las rodean, y como esas circunstancias afectan a la vida cotidiana de la gente y en concreto a las relaciones sexuales. Y estas preguntas están presentes tanto en la historia del arte como en la multimillonaria industria pronográfica mainstream actual.>>

Se trata de una obra dividida en tres partes, tres Ejercicios, tres problemas, donde desde el  disfrute y del sufrimiento se invocan unos peligros primitivos a través de tecnologías tan rudimentarias como modernas para configurar un cuerpo nuevo.

 

Investigación 

Las creaciones de Éskaton pretenden ser el resultado material de un estudio crítico de la historia del arte, la filosofía y la religión, y llevar al extremo las situaciones dentro de la escena y la suspensión de los significados preconfigurados por el espectador a través del tratamiento de los símbolos y los iconos. 

La utilización del teatro para la expresión, en este caso, deja de lado la investigación actoral como motor principal y prioriza la investigación a través del contacto y la experimentación artesana con otras disciplinas artísticas como la música, la escultura, la pintura, la literatura y el arte de acción. Los cuerpos aparecen como un objeto que padece las consecuencias de las otras disciplinas y cuya acción sólo puede ser la del sacrificio, la destrucción y la danza.

 

Sobre ÉSKATON

ÉSKATON es una agrupación artística fundada en Madrid en el año 2021 por Miguel Deblas, George Marinov y Óscar Nieto. Su actividad principal es estudiar y enfrentarse a los límites últimos del arte y la vida, utilizando las dimensiones y elementos del teatro, con sus obstáculos y potencias, para la expresión de un pensamiento. De trayectorias profesionales y académicas diversas, dentro y fuera del campo del teatro, coinciden en los estudios de Dirección de Escena y Dramaturgia en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid (RESAD), así como en Scuola Cònia – Tecnica della Rappresentazione, escuela estival de tres años de duración dirigida por Claudia Castellucci en Italia. 

El estudio simultáneo en estas dos escuelas da lugar al encuentro de una sensación conjunta de contraste en los integrantes, que supone la semilla para la búsqueda de una forma de hacer, una actitud y un lenguaje compartidos. Profesionalmente, se encuentran por primera vez durante la creación de Cicuta Contagiosa, iniciada por Miguel Deblas en 2019, y estrenada en abril de 2021 en Réplika Teatro – Centro Internacional de Creación.

 

 
   Ejercicios militares para confundir éxtasis con agonía

 

   Dirección, espacio escénico, iluminación y vestuario: Miguel Deblas Escera y George Marinov 

   Dramaturgia: Miguel Deblas Escera 

   En escena: Miguel Deblas, George Marinov, Júlia Solé y Cristina Manuela

   Espacio Sonoro: Cristina Manuela

   Producción: Réplika Teatro - Centro Internacional de Creación

   Prensa: Javier González; Adiria