Masescena - "Vitalicios", un texto de José Sanchis Sinisterra que el dramaturgo dirige con Eva Redondo

AÑO V  Número 247

16 MAYO 2022
EN EL TEATRO DEL BARRIO DEL 11 AL 28 DE MAYO

"Vitalicios", un texto de José Sanchis Sinisterra que el dramaturgo dirige con Eva Redondo

Estamos en un contexto de recesión económica. Nos ubicamos aún más abajo del cuarto subsuelo, en una sórdida dependencia (la de Asuntos Sublegales) de una quizás pronto probable Vicepresidencia Cuarta (la de Recortes Sociales). Ahí, tres apurados funcionarios cumplen rutinariamente una enigmática tarea: la de asignar, a los nombres que figuran en cierta larga lista de personalidades artísticas, un enigmático destino: SÍ / NO / INTERROGANTE. Se abre, así, una posible y macabra solución para la crisis. Esto es Vitalicios, un texto de José Sanchis Sinisterra que se estrena en el Teatro del Barrio del 11 al 28 de mayo, con dirección del propio dramaturgo y Eva Redondo, e interpretación de Magdalena Broto, Marta de Frutos, Santiago Nogués(con la colaboración de Marisol Rolandi).

La asignación de uno de los tres destinos a cada creador de la lista depende, en principio, de una ambigua combinación aritmética regida por el azar. Pero los funcionarios son también seres humanos -incluso, según vamos descubriendo, tuvieron en el pasado aspiraciones artísticas-, y a veces, su subjetividad pugna por influir en la mecánica tarea. ¿De qué tarea se trata? ¿Cuál va a ser el destino de los artistas a quienes les corresponde el SÍ?

A juzgar por las reticencias de alguno de los tres personajes, la cosa que está en juego es más bien macabra. Parece ser que, en el pasado, durante un período de vacas gordas, en tiempos -ya lejanos, ay- de “bonanza económica”, de “estabilidad financiera”, de “crecimiento acelerado”, de “créditos a troche y moche”, etc., cierto gobierno bienintencionado estableció un sistema de Premios Vitalicios para artistas destacados en el campo de la literatura, de las artes plásticas, del cine, del teatro, de la arquitectura… Y “el arte florecía por doquier”, especialmente donde “lo regaban con prebendas”. Pero todo eso se acabó, y ahora hay que adelgazar el Estado del Bienestar, cortando por lo sano, si es preciso.

Vitalicios es una obra de humor negro de uno de los dramaturgos españoles más importantes de todos los tiempos, autor, entre otros títulos, de ¡Ay, Carmela!, obra de la que también hay una versión en cartel del Teatro del Barrio con dirección de Yolanda Porras e interpretación de Guillermo Serrano y Paula Iwasaki. La pieza entra en el debate político, en pensiones vitalicias y en herencias de otros gobiernos de épocas de vacas gordas.

 

Noticias relacionadas