Masescena - Las bodas de plata de los Premios Max encumbran a Juan Diego Botto y su obra «Una noche sin luna»

AÑO VI  Número 255

07 JULIO 2022
JESÚS CARMONA CONSIGUE CON «BAILE DE BESTIAS» LOS GALARDONES COMO MEJOR ESPECTÁCULO DE DANZA Y MEJOR INTÉRPRETE MASCULINO

Las bodas de plata de los Premios Max encumbran a Juan Diego Botto y su obra «Una noche sin luna»

Juan Diego Botto es una escena de la obra "Una noche sin luna"

La celebración de las bodas de plata de los Premios Max de las Artes Escénicas escogió el teatro de ópera más antiguo de España para reconocer los mejores trabajos de la temporada. No habiendo transcurrido ni un año natural desde la anterior edición aún con mascarilla y limitaciones de aforo, los Max en el Teatre Principal de Maó supusieron una demostración de lo necesaria que era la vuelta a la normalidad prepandémica. Como antaño, la alfombra roja fue una alegre y colorida pasarela en la que se entremezclaban vestidos de alta costura y joyería artesanal con indumentarias de lo más extravagantes, coloridas e imaginativas. Bajo el lema «donde el mar te crea», los galardones creados por la Fundación SGAE en 1998 festejaron su primer cuarto de siglo convirtiendo en una oda al Mediterráneo el escenario balear.

La danza guipuzcoana volvió a ser protagonista al lograr los reconocimientos a mejor intérprete femenina para Lucía Lacarra y mejor coreografía para Iratxe Ansa

En total compitieron 20 categorías relacionadas con el teatro y la danza, a las que se sumaron dos premios honoríficos: el Max de honor para el dramaturgo y director escénico José Luis Alonso de Santos, y el Premio Max aficionado de carácter social, que reconoció la labor de Caídos del Cielo, ONG fundada por la dramaturga Paloma Pedrero. Dirigida al alimón por el dramaturgo Josep-Pere Peyró y la miembro del Cuerpo de Baile de la Compañía Nacional de Danza Mar Aguiló y con Josep Orfila y Clara Ingold en las labores de presentación, la ceremonia comenzó a ritmo vertiginoso que hacía soñar con que la edición menorquina conseguiría cumplir la utopía de terminar puntual. Nada más lejos de la realidad. Pese a su prometedor inicio, los discursos de agradecimiento excesivamente largos fueron minando el ritmo para quedar totalmente dinamitado en el impasse de los galardones honoríficos y finiquitando los XXV Premios Max a las 22.20 horas de la noche del lunes.

El palmarés quedó muy repartido sin que hubiera una obra que despuntara de forma nítida frente a las otras. Sin embargo, el gran triunfador de la noche fue Juan Diego Botto por «Una noche sin luna», al alzarse con los premios a mejor actor y mejor espectáculo de teatro. Ausente por un rodaje, el protagonista fue representado por su familia y por el director de la obra Sergio Peris-Mencheta, con unas duras palabras contra «aquella ideología que dio un golpe de Estado, provocó una guerra, trazó un plan de limpieza ideológica y exterminó a ciudadanos y que tiene eco en nuestros días».  

Otra ausencia, la de Antonio Banderas, ofreció el discurso de agradecimiento más peculiar que se recuerde en los últimos años, al reproducir su representante el mensaje de voz que el actor malagueño le había remitido cuando «Company» obtuvo el galardón como mejor espectáculo musical o lírico.

La interpretación de Mónica López en «De qué parlem mentre no parlem de tota aquesta merda» le reportó el Max como mejor actriz. También fue una buena velada para «Canto jo i la muntanya baila», que volvió de la capital menorquina con tres estatuillas: mejor diseño de espacio escénicos para Alfred Casas y Laura Clos, mejor dirección de escena para Guillem Albà y Joan Arqué, y mejor composición musical para espectáculo escénico para Judit Neddermann.

 

Premio Max Lucia Lacarra 2022Lucía Lacarra

 

Las guipuzcoanas y la danza

En el terreno de la danza, los Max hacen justicia con Jesús Carmona, quien se fue de vacío el año pasado cuando había recogido esa temporada el Premio Nacional de Danza y el Benois de la Danse -considerado el ‘oscar del ballet’-, en el Teatro Bolshoi de Moscú. Su «Baile de bestias» le proporcionó los premios como mejor intérprete masculino y como mejor espectáculo de danza.

Sin abandonar el arte de Terpsícore también fue la noche de la danza guipuzcoana. Premio Nijinsky, Benois de la Danse, Nacional de Danza, ‘Bailarina de la Década’ y un largo etcétera de reconocimientos jalonan la extraordinaria carrera de Lucía Lacarra, una de las estrellas del ballet más internacionales de este país y que este lunes sumó una distinción más a su ilustre palmarés: el Max como mejor intérprete femenina de danza en «In The Still of The Night». Precisamente el año anterior el premio de esta categoría recayó en otra reconocida paisana suya y también Premio Nacional de Danza, Iratxe Ansa, quien recibió el Max a la mejor coreografía por «CreAcción» junto a su marido Igor Bacovich. Debido a sus compromisos como coreógrafos invitados en Regensburg, recibió el trofeo diseñado por Joan Brossa Teresa Lasheras, directora del Museo Universidad de Navarra, lugar donde se estrenó la obra en noviembre del año pasado y que también se alzó con el premio a la mejor iluminación para Nicolás Fischtel.

La Compañía Kamchàtka se hizo con el Max como mejor espectáculo de calle por «Alter», El Espejo Negro y Teatro del Soho Caixabank obtuvieron su ‘manzanita’ como mejor espectáculo para público infantil, juvenil o familiar por «Cris, pequeña valiente», «Mujer en cinta de correr sobre fondo negro» de Alessandra García fue distinguido como mejor espectáculo revelación, Ana Garay recibió el galardón por mejor diseño de vestuario por «Rebelión» y Unahoramenos Producciones vieron reconocida su labor de producción por «Moria».

En la recta final de la ceremonia se entregaron los galardones correspondientes a mejor adaptación o versión de obra teatral para Julio Manrique, Marc Artigau y Sergi Pompermayer por «Carrer Robadors», mejor autoría revelación para Sandra Ferrús por «La panadera» y María Velasco González por «Talaré a los homres de sobre la faz de la tierra». Y con la entrega de este galardón finalizaron los XXV Premios Max en su primera visita a las Islas Baleares, después de haber recalado previamente en doce ciudades de la geografía española. ¿Cuál será la ciudad que tome el testigo de Maó?

 

Premio Max Jesus Carmona 2022

 

Reaccciones

Lucía Lacarra. Max a la mejor intérprete femenina de danza

«La verdad es que ha sido súper emocionante. Es la primera vez que me encuentro en escena y no sabía si iba a poder hablar. Me ha hecho mucha más ilusión porque es aquí, en nuestro país. Estaban mi hija y familia viéndome por la tele y por mucho que haya ganado otros premios en el extranjero, éste me ha emocionado de una forma muy especial».

Jesús Carmona. Max al mejor intérprete masculino de danza & Max espectáculo de danza

«Si un niño dice que quiere bailar, apóyenlo y denle su lugar en el mundo. Porque yo fui ese niño que un día dijo que quería bailar y aquí estoy recogiendo este Max».

Iratxe Ansa & Igor Bacovich. Max a la mejor coreografía

«Estamos tremendamente contentos y felices de que ‘CreAcción’ se lleve las dos nominaciones a las que optaba. Después del Max del año pasado por ‘Al desnudo’, estamos encantados de conseguirlo esta edición y como mejor coreografía, que es el campo donde más nos movemos como creadores en compañías europeas. Fue una creación muy potente con varios proyectos dentro, que incluía una parte de sensibilización»

Sandra Ferrús. Max autoría revelación

«Estoy muy contenta. Me siento plena, feliz y con muchísimas ganas de seguir. La he escrito, dirigido e interpretado, pero dicho así parece que lo he hecho yo todo, pero la suerte que he tenido es estar muy bien acompañada por un grupo de actores, un equipo de producción y una ayudante de dirección, Concha Delgado, que ha sido mis ojos fuera cuando yo estaba dentro».

 

Noticias relacionadas