Masescena - El Grupo Focus celebró el I Congreso Internacional de Espectadores de Teatro

AÑO VI  Número 275

26 NOVIEMBRE 2022
24, 25 Y 26 DE OCTUBRE DE 2022

El Grupo Focus celebró el I Congreso Internacional de Espectadores de Teatro

Katya Johanson

Los pasados días 24, 25 y 26 de octubre, tuvo lugar, en el Teatro Romea de Barcelona, ​​el I Congreso Internacional de espectadores de Teatro. El evento, concebido y producido por Àfora Focus, acogió a representantes, expertos y profesionales de más de 28 países de los 5 continentes. El Congreso, pionero en su campo, favoreció un espacio de encuentro, debate y reflexión sobre los espectadores y espectadoras y las dinámicas nacionales e internacionales que conforman los públicos de teatro.

El programa del Congreso, inédito hasta la fecha, incluyó conferencias, charlas y mesas de debate en las que los participantes pudieron participar tanto de forma presencial como online mediante la plataforma inmersiva que ofreció contenidos y sinergias interpersonales en el ambiente virtual del metaverso.

 

Jornada 1

El pasado día 24 de octubre de 2022 comenzaba el I Congreso internacional de espectadores de teatro en el Teatro Romea de Barcelona. El evento contó con 600 inscritos entre congresistas presentes y virtuales. El Congreso inició con el agradecimiento a todos los presentes por parte de Daniel Martínez de Obregón, presidente de Àfora Focus, y con el deseo de que el Congreso “estreche la inseparable relación existente entre escena y público.” Pepe Zapata, comisario del Congreso, habló de la oportunidad que supone el evento, único en el mundo, de, por, y para debatir ideas en torno al concepto de público y para definir el rol futuro de los espectadores y espectadoras. Según Zapata "por fin el espectador es a la vez objeto y sujeto de análisis, es arte y parte del hecho teatral en una iniciativa creada por y para el público."

Natàlia Garriga, consejera de cultura de la Generalidad de Cataluña, aplaudió la iniciativa por ir en consonancia con un espíritu de acceso transversal a la cultura, un espíritu que se traducirá desde las instituciones con la promulgación de la nueva ley de derechos culturales que verá la luz próximamente, una ley destinada, entre otras cosas, a favorecer el teatro en las escuelas para tener en cuenta tanto a los públicos del hoy como también a los del mañana.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, afirmó que el Congreso reivindica a Barcelona como capital cultural, con propuestas pensadas para innovar y abrir camino hacia el pensamiento artístico, un pensamiento fundamental para contrarrestar los autoritarismos que parecen extenderse por Europa últimamente.

"Yo como espectador, tengo la sensación de que formo parte activa del teatro. En este congreso, siento que se está hablando de mí." Invitado al Congreso.

 

Conferencias: analizando la realidad de los públicos

El congreso prometía ponencias y charlas de expertos que permitieran abordar la complejidad que supone definir y entender al público como ente indispensable por el hecho escénico y éstas no se hicieron esperar.

Katya Johanson, profesora experta en investigación de audiencias de la universidad de Deakin, Australia, presentó su conferencia The paradox of audiences (la paradoja de los públicos). En ella, la ponente expuso la naturaleza eminentemente contradictoria de la condición del espectador. “Ser espectadores – afirmó Johanson- forma parte de lo que significa ser humano. Somos audiencia por naturaleza y, por tanto, nos definimos por el hecho de ser vistos y espectaculares por los demás.”

En este sentido, la paradoja del público recae en cómo varios hechos, aparentemente contradictorios, son verdad al mismo tiempo, en cómo somos público y actuantes en infinidad de ocasiones a lo largo de nuestras vidas, en la forma en que, incluso momentos más íntimos sólo cobran sentido por la capacidad de ser testigos. “Así – explicó Johanson- la soledad es el estado de no tener audiencia; un estado que comporta todo tipo de perjuicios físicos, emocionales y mentales para el individuo. Ser espectadores de los demás, significa ayudarlos activamente y cuidarlos.” La experta concluyó que en el teatro, como en la vida, el público necesita la interacción y un papel más activo en escena.

 

Roger BernatRoger Bernat

 

Roger Bernat, dramaturgo experimental, aportó su visión con la conferencia Uti et abuti- El uso y el abuso. En ella, el creador empleó tres de sus montajes como ejemplo de la reflexión sobre lo que significa el público y en qué momento un espectador o espectadora deja de serlo para convertirse en actor o actriz. Para Bernat, un espectador es, por definición, "aquella persona que nunca ha ensayado."

El dramaturgo explicó “En un mundo en el que la participación es un hecho, pero no es real, el teatro ofrece la posibilidad de que una acción, quizás no sea un hecho, sea más real.” Toda la tesis de Bernat gira en torno a cómo la figura del espectador es usada y abusada, en calidad de cifra, de valor generacional (la juventud como valor social frente a una audiencia más envejecida) o de simple estadística. “En mis espectáculos, los participantes me dicen con frecuencia que se han sentido manipulados. Yo les respondo que sí, los he manipulado pero, al menos, en el teatro las reglas de la manipulación son claras. Fuera resultan menos evidentes”. Roger Bernat propone como reto a los espectadores, ensayar un nuevo modelo de ciudadanía.

 

Zavel CastroZavel Castro

 

Zavel Castro, analista de públicos de México y directora de la publicación Aplaudir de pie, ofreció la tercera y última de las conferencias del día llamada El público: recuerdos, rumores y presagios. Según ella, mucho de lo que sabemos de los públicos pertenece al terreno de la especulación.

Castro expuso la historia del público desde la antigüedad, una historia que se convierte en difusa cuanto más se retrocede en el tiempo y que reafirma la tesis de la suposición cuando se aborda al público desde la perspectiva de la investigación académica. "Algo que es cierto -explica Castro- es que hasta el siglo XVIII, el público tenía plena potestad para alboroto, para opinar, para expresarse. Y esta raza de espectadores escandalosos ha trascendido toda la historia del teatro occidental." Castro afirmó que costó mucho domesticar al público, “hasta finales del siglo XIX hay abucheos, peticiones de repetición de escenas y la opinión del público es la más calificada. Sólo, de forma muy reciente, desde principios del siglo XX y en el siglo XXI, se han impuesto unos modales que han convertido al público en un ente pasivo y silencioso, conformista y asustado de decir que una propuesta no le ha gustado.” En este sentido, la ponente anima a los investigadores a no dejar de lado a los espectadores a la hora de analizarlos y de incluirlos como participantes activos en las investigaciones académicas sobre la audiencia.

 

La presentación de los espectadores

Los auténticos protagonistas del Congreso fueron, como no podía ser de otra forma, los espectadores expertos invitados de 28 países de los cinco continentes. Desde Brasil hasta Escocia, pasando por Chile, Serbia y Cataluña, los invitados e invitadas coincidieron en varios puntos fundamentales: el teatro ha supuesto un eje vertebrador en sus vidas y todas y todos desearían sentirse más interpelados e incluidos en las propuestas escénicas, ser tratados como público activo e implicado y sentir que las instituciones dan un apoyo más sólido a las artes escénicas.

Por último, se realizó la primera mesa de debate sobre las diferentes realidades teatrales en Costa Rica, El Salvador, Brasil, México, Argentina y Paraguay. Se habló sobre el modelo de “Escuela de espectadores” que, en Latinoamérica se ha replicado en más de 70 iniciativas. Se trata de espacios de construcción de pensamiento crítico y de acompañamiento al espectador. Los coordinadores de las escuelas no son figuras de autoridad, sino agentes de mediación. El reto que se plantean es superar la infantilización que puede generar el término "escuela" y conseguir un mayor arraigo social.

La Jornada terminó con una visita guiada y teatralizada al Teatro Romea y al Teatro Goya.

 

Segunda Jornada Espectadores

 

Jornada 2 - El I Congreso de espectadores llegó a su ecuador con un público entusiasmado

La segunda jornada del congreso internacional de espectadores de teatro empezó con fuerza. Tras la presentación de las actividades del día por parte del comisario del Congreso, Pepe Zapata, tuvo lugar la conferencia El teatro como herramienta de innovación social a cargo de Antonella Broglia. Broglia, actriz, conferenciante, emprendedora social, formadora, publicista y experta en comunicación ante el público propuso una serie de preguntas y ejemplos de emprendimiento sobre la capacidad de transformación social que puede tener el teatro. Exhibiendo una energía contagiosa, Broglia abordó las estrategias culturales y artísticas para realizar un cambio en el público y, sobre todo, en la sociedad. “Yo os voy a plantear preguntas, que no respuestas, porque éstas no las tengo. La primera sería lo que le hace el teatro al público. También hay que preguntarse qué puede hacer el teatro en los tiempos convulsos y extremos en los que vivimos.”

“Creemos en el teatro accesible tanto al público, como en el escenario, como detrás del escenario.” Asistente al Congreso

 

Lo social ha sido el gran tema de la jornada

En la mesa de debate y experiencias: Teatro social, inclusión y accesibilidad, los espectadores invitados debatieron sobre el poder del teatro social y cómo los cambios transformadores influyen en el individuo, en su entorno y, por extensión, en la comunidad. Se ha reclamado la necesidad de un teatro diverso, que incluya todas las sensibilidades y lo importante y necesaria que es la oportunidad que brinda el Congreso de poder poner estas opiniones sobre la mesa. "Hay que tener en cuenta las minorías, las singularidades y las diversidades"- comentaba una de las espectadoras expertas. Otra de las participantes ha comentado: "Debemos ser humildes e ir hacia la gente." La mesa se ha concluido con la idea de que la accesibilidad es más una cuestión de actitud que de rampas.

Seguidamente, tuvo lugar la segunda mesa de debate del día, ésta dedicada a las Escuelas de espectadores de Latinoamérica y Cataluña: Evolución y retos de futuro. El espacio sirvió para evidenciar la pasión con la que aquellas personas que aman el teatro en condición de público, deciden formarse y compartir las experiencias para convertir la cultura escénica en un eje transversal de la sociedad. Todos ellos coincidieron en que las escuelas de espectadores, más que espacios de educación, son espacios de reflexión compartida y de enriquecimiento personal.

“Los espectadores tenemos el poder de formar parte de las decisiones internas de la  programación.” Asistente al Congreso

 

Una conferencia corporal y en movimiento

La mañana culminó con la acción artística El cuerpo de los espectadores, a cargo del célebre bailarín, profesor de danza y performer Toni Jodar. Jodar ofreció una conferencia diferente y participativa, una muestra a través de su cuerpo de cómo el arte impacta y afecta al cuerpo del espectador. “Moverse y emocionarse tienen la misma raíz latina. La emoción no es estática, sino que nos atraviesa la columna y se extiende por todo nuestro cuerpo.”- afirmó Jodar.

 

Talleres participativos

Si la mañana estuvo conformada de charlas y mesas de debate, los talleres dominaron la tarde de este segundo día. Roger Bernat ofreció el taller Ficciones sociales. Katya Johanson un workshop llamado Trabajando con los espectadores del futuro y Zavel Castro propuso una actividad que lleva por título Estrategias críticas en la era del algoritmo. Los tres talleres estuvieron destinados a cuestionar la pasividad del público y, como prometía el Congreso desde el primer día, llevar a las espectadoras y espectadores al centro de la acción.

La Jornada terminó con una visita guiada a la Sala Beckett y una cena oficial en la Antigua Fábrica Damm.

 

Tercera Jornada Espectadores 

 

Jornada 3 - El I Congreso Internacional de espectadores de teatro culmina con un éxito abrumador

El 26 de octubre tuvo lugar la tercera y última jornada del Congreso de espectadores, un evento que, desde el lunes, se encargó de reflexionar y discutir sobre la figura del público y su relación con la escena teatral. 625 inscritos, 28 países y cinco continentes han dado testimonio del éxito de la iniciativa.

La mañana estuvo dedicada a las mesas de debate y reflexión. Pepe Zapata, comisario del congreso presentó el programa del día trasladando la reflexión a los espectadores y espectadoras venidos de todo el mundo. “Es el momento de poner sobre la mesa toda la información que las conferencias nos han ofrecido en estos últimos días. Es el momento de escuchar qué tienen que decir las espectadoras y espectadores.”- anunció Zapata.

 

Tablas de debate

La primera mesa de debate y experiencias llevó por título: La participación de los espectadores. En ella, se debatió sobre qué se entiende como público participativo y sobre cómo influye el público en la programación teatral. Las conclusiones más destacadas fueron que el teatro se basa en la comunicación, que el público tiene una voz y que, cuando se siente interpelado, se vuelve activo y se implica. "Un espectador activo es parte del proceso de creación, de lo que sucede entre la escena y el público." – dijo una de las expertas invitadas.

Se mencionó la importancia de hablar con los artistas y de cómo el teatro vincula a las personas y el territorio. También, se ha hablado de que los teatros públicos tienen la obligación moral de llevar sus espectáculos de gira para que todo el que lo desee pueda ver un espectáculo sin obstáculos de medios o distancia.

"El público participa cuando se siente integrado en el proceso de creación."

La segunda mesa de reflexión abordó uno de los grandes temas cuando se habla de la necesidad de analizar al público: Cómo conectar con las jóvenes espectadoras. Este debate, protagonizado por un elenco íntegramente femenino, habló sobre la necesidad de comunicarse con las espectadoras y espectadores más jóvenes en su terreno, no sólo a través de los canales de difusión que les son propios como Instagram o Tik Tok, sino abordando temas que rehuyen las temáticas demasiado habituales como las drogas, las enfermedades mentales o la maternidad adolescente.

“Hay que pedir a los jóvenes qué nos interesa y qué queremos ver en lo alto del escenario.”

La tercera mesa de debate, llamada Experiencias creativas con espectadores, expusieron las diferentes vías cómo los espectadores y espectadoras pueden relacionarse de forma diferente con las propuestas teatrales. Se compartieron experiencias sobre los proyectos de los invitados e invitadas, sobre aquellas propuestas que han funcionado, como las escuelas de espectadores mencionadas anteriormente, y aquellas que no han tenido éxito. Se concluyó la necesidad de ser "radicales y comprometidos en las acciones creativas, arriesgándose y con espíritu de aventura." La idea de cuestionar el espacio teatral clásico y las representaciones en espacios no convencionales estuvo muy presente durante la charla.

“Los espectadores necesitan oír que su presencia marca la diferencia. Luego, llega la responsabilidad.”

 

El valor social de la cultura y los espectadores

La mañana terminó con la conferencia por parte del catedrático y escritor Antonio Monegal. Monegal, doctorado en Harvard y director del máster de literatura comparada de la universidad Pompeu Fabra de Barcelona, ​​habló del significado y del valor de la cultura y de los peligros inherentes a distanciarse como sociedad y como individuos. “La cultura- explicó Monegal- es lo que nos hace ser quienes somos, es lo que nos permite construir imaginarios y encontrar nuestro sitio en el mundo.” El ponente reiteró la necesidad de la presencialidad en las artes escénicas y la obligación de concebir la cultura como valor fundamental de la sociedad. “No existe el mundo de la cultura, porque la cultura es el mundo propio del ser humano. Estamos construidos como animales culturales.”- dijo Monegal.

“No vamos al teatro a ver lo que nos pasa. Vamos al teatro a ver lo que no queremos que nos pase” Ivo van Hove

 

Foto familia congreso espectadoresFotografía de familia del Congreso celebrado en Barcelona

 

We, a los spectators... Nosotras, como espectadoras... Nosotros, como espectadoras...

El plato fuerte, no sólo de la jornada, sino de todo el Congreso, fue la lectura del Manifiesto de Espectadores de Barcelona. El documento, pensado y redactado por las espectadoras y espectadores durante los meses de pre-congreso y con la información recogida durante las tres jornadas, fue leído por representantes del colectivo mientras el resto de expertos internacionales ocupaban la escenografía de la obra Paraíso perdido, evocando una imagen poética de esperanza y progreso. El manifiesto, dividido en tres partes, mostró las preguntas razonables, las creencias y los deseos en torno a la figura del público y de su participación en las producciones escénicas.

La clausura, entre clamorosos aplausos, estuvo presidida por Pepe Zapata y Miquel Valls, director del pre-congreso, y tuvo las intervenciones de Juan Carlos García Cañizares, diputado de cultura de la diputación de Barcelona, ​​Jordi Martí, concejal de cultura del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Joan Francesc Marco, director general del Inaem y Daniel Martínez de Obregón, presidente de Àfora Focus. García declaró que “lo que hace tan sólo unos meses era sólo una propuesta, ahora es todo un éxito. Es responsabilidad de las instituciones escuchar lo dicho en este congreso y ser sensibles a las propuestas y peticiones que han surgido.” Tanto Martí como Marco agradecieron profundamente la celebración del evento, un evento que ha demostrado lo necesario que era reflexionar sobre el público. “El público se estaba convirtiendo en una cuenta pendiente. No podemos agradecer lo suficiente al Grup Focus que haya decidido enfrentar el reto”.

 

“Nos reencontraremos… ¡en el 2º Congreso internacional de espectadores de teatro!”

De esta forma, Daniel Martínez anunciaba ya la segunda edición del Congreso de Espectadores que tendrá lugar en otoño de 2024 en Barcelona. Y es que tanto la participación, como la acogida de los asistentes han convertido al evento en un éxito incuestionable. Además, los retos y perspectivas que se han planteado hacen de una segunda edición una necesidad absoluta.

El Congreso terminó oficialmente con una visita guiada al Gran Teatro del Liceo y con el estreno del espectáculo Paraíso Perdido de Helena Tornero y dirigido por Andrés Lima en el Teatre Romea.

 

Noticias relacionadas